Diario Vasco

París, 18 oct (EFE).- El Tribunal Administrativo de Lille (norte de Francia) validó hoy el desmantelamiento previsto del campamento conocido como la "jungla de Calais", donde miles de inmigrantes malviven a la espera de poder llegar de forma clandestina al Reino Unido.

Once asociaciones habían presentado un recurso para paralizar el desalojo del campo, pero la corte dio la razón al Ejecutivo al entender que su desmantelamiento busca precisamente poner fin al "trato inhumano y degradante" que las ONG temen que se produzca cuando se inicie la evacuación.

Tras conocer la decisión judicial, el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, anunció ante la Asamblea Nacional que el comienzo de las operaciones para desalojar la "jungla" tendrá lugar "en cuestión de días", sin confirmar si la fecha elegida es el próximo lunes 24, como se especula en los medios franceses.

Asimismo, prometió que el desmantelamiento se hará "en condiciones dignas" y que se dispensará a los inmigrantes y demandantes de asilo un buen tratamiento en los centros de acogida a los que sean trasladados "antes del periodo invernal".

En un comunicado, tanto Cazeneuve como la ministra de Vivienda, Emmanuelle Cosse, mostraron su satisfacción por la resolución judicial y recordaron que desde hace un año más de 6.000 adultos que permanecían en Calais han sido transferidos a los llamados Centros de Acogida y Orientación.

De igual modo, explicaron que "las negociaciones con el Gobierno del Reino Unido han permitido proceder al traslado de menores, que va a continuar y a ampliarse".

Según las ONG que trabajan sobre el terreno en Calais, es precisamente el asunto de los menores de edad no acompañados, con familiares en muchos casos en el Reino Unido, lo que ha impedido hasta el momento lanzar el proceso de desmantelamiento.