Diario Vasco

Londres, 18 oct (EFE).- La inflación interanual del Reino Unido subió en septiembre hasta el 1 %, su nivel más alto desde noviembre de 2014, según datos divulgados hoy por la Oficina Nacional de Estadísticas ONS).

El índice de precios al consumo (IPC) alcanzó el 1 % el pasado mes frente al 0,6 % registrado en agosto, pese a que los analistas habían previsto un incremento del 0,9 %.

De acuerdo con la información publicada por la ONS, los principales factores que contribuyeron a ese aumento fueron los crecientes precios de los artículos de ropa, así como el coste de los restaurantes y estancias de hotel, entre otros.

Otros elementos que influyeron en la subida del IPC fueron los precios en aumento del combustible y el gas, que continuó invariable tras haber caído hace un año.

Los analistas observaron que esas presiones se compensaron parcialmente por una caída registrada en las tarifas aéreas y en los precios de los productos alimenticios.

En un comunicado, la ONS indicó que no se ha detectado ninguna "evidencia explícita" de que la acusada caída experimentada por la libra esterlina desde el triunfo del "brexit" o salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) en el pasado referendo del 23 de junio haya influido en el aumento de la inflación.

Desde que se convocara la histórica consulta, la divisa británica se ha depreciado casi un 20 % frente al dólar estadounidense.

Por otro lado, el llamado índice de precios minoristas (RPI, en inglés), que tiene en cuenta los pagos de los intereses hipotecarios, alcanzó el pasado septiembre el 2 %, frente al 1,8 % registrado en agosto.

"La inflación ha subido hasta su nivel más alto en casi dos años, aunque continúa baja en base a los estándares históricos", comentó Mike Prestwood, responsable de la inflación de la ONS.

Añadió que "los precios pagados por los fabricantes por las materias primas se mantuvieron invariables durante ese mes".