Diario Vasco

Hong Kong, 18 oct (EFE).- El Gobierno hongkonguense pidió a un juez que prohíba a dos legisladores proindependentistas jurar su cargo en el Parlamento, tras negarse a referirse a Hong Kong como una región administrativa de la República Popular de China.

El Departamento de Justicia solicitó de urgencia al Tribunal Supremo de Hong Kong que prohíba a los dos legisladores repetir la ceremonia de jura de su cargo, según un correo firmado por un oficial superior de ese departamento que publicó hoy el medio electrónico "Hong Kong Free Press".

La petición del Gobierno llega seis días después de que los legisladores Sixtus "Baggio" Leung y Yau Wai-ching, miembros del partido Youngspiration, que aboga por la independencia de Hong Kong, desafiaran a Pekín durante la primera ceremonia de jura.

El pasado miércoles, ambos utilizaron todo tipo de recursos para distorsionar la parte de sus juramentos que describe a Hong Kong como una región especial administrativa de China.

Así, pronunciaron de manera despectiva "China", utilizando la pronunciación que se utilizaba durante la ocupación japonesa del territorio, o juraron su lealtad a "la nación hongkonesa", como hizo Yau Wai-ching, de 25 años.

El secretario general del Legislativo llamó la atención de los legisladores, por no atenerse a lo que "recoge la ley", e invalidó los juramentos.

El juramento, un proceso indispensable para ocupar el cargo, recoge el compromiso de los legisladores con la Ley Básica de Hong Kong, una especie de Constitución que se estableció tras la cesión del territorio a China en 1997 y que define a Hong Kong como una región de la República Popular.

La petición del Gobierno al Supremo hace caso omiso de la decisión del presidente del Consejo Legislativo, quien ha mostrado su disposición a que los dos políticos repitan su jura en la sesión de mañana.

Las elecciones al Consejo Legislativo de Hong Kong del pasado 4 de septiembre abrieron el abanico político a nuevas formaciones políticas surgidas del movimiento democrático de 2014, conocido como la "Revolución de los Paraguas".

Ocho activistas democráticos, entre ellos cinco que participaron activamente en las protestas, entraron a formar parte de este nuevo legislativo.