Diario Vasco

Madrid, 18 oct (EFECOM).- El portavoz del Partido Democrático Europeo de Cataluña (PDEU), Francesc Homs, ha lamentado que la reforma de la Ley de Estabilidad salga con el favor del PSOE hacia el PP y ha dicho que lamenta "ésta será la primera piedra de un nuevo entendimiento" entre socialistas y populares.

En declaraciones en el Congreso antes de que se vote la reforma del artículo 15 de la Ley de Estabilidad Presupuestaria que permitirá que un Gobierno en funciones pueda trasladar la nueva senda fiscal que recomienda Bruselas a las Administraciones, Homs ha ha calificado la reforma de la Ley de Estabilidad como un "atropello" contra los consejeros de economía de las CCAA.

Ha criticado que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, "les otorgue por gracia divina" un 0,7 % en la meta de déficit para 2016.

"Montoro pide que se vote ahora una Ley que simplemente es para pagar la fiesta de un presupuesto mal hecho. A ver si se cree que le vamos a pagar la fiesta de la campaña electoral", ha afirmado, tras recordar que las previsiones presupuestarias no se cumplieron por el contexto de las elecciones.

Para Homs "las cosas han cambiado y de qué manera y el PSOE se ha doblegado del todo a las pretensiones del PP, en una ley insisto muy simbólica de los recortes y lesiva para las CCAA", ha aseverado.

Por su parte, el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha argumentado que su grupo parlamentario votará a favor del cambio en la Ley para que los gobiernos autonómicos puedan relajar el déficit y ha dicho que no frenarán "lo que necesitan y que es un paso ineludible".

Asimismo, Esteban ha negado que el Gobierno en funciones se haya puesto en contacto con el PNV para abordar los próximos presupuestos de 2017 y ha afirmado que no están negociando nada en este aspecto.

El portavoz de En Comú Podem Xavier Doménech ha mostrado la "enorme preocupación" por lo que supone la Ley de Estabilidad y los objetivos que se marcan para las CCAA y ha aseverado que lo que pretende el Ejecutivo es sacar adelante modificaciones permanentes en la Ley cuando un Gobierno está en funciones.