Diario Vasco

París, 18 oct (EFE).- El británico Chris Froome, ganador de las dos últimas ediciones del Tour de Francia, consideró que la edición de 2017, cuyo recorrido fue presentado hoy en París, es propicia para escaladores, al tiempo que no ocultó que le hubiera gustado tener más kilómetros contrarreloj.

"Se va decidir en los puertos. A mí me gusta cuando hay más contrarreloj. Esta vez solo hay el prólogo y 23 kilómetros al final. Pero el Tour es así, cambia todos los años", aseguró el ciclista del Sky.

Froome reconoció que no conoce todos los puertos que se subirán el año próximo, empezando por el Izoard, meta de la etapa reina que no ha subido nunca.

Pero aseguró que el peligro puede venir también en las jornadas de media montaña, como la etapa con final en Chambery, en el macizo del Jura.

Presente en el Palacio de Congresos de París para la presentación del recorrido de 2017 del Tour, Froome aseguró que sintió una gran emoción al ver de nuevo las imágenes de la etapa del Mont Ventoux, en la que cubrió unos metros corriendo tras haber sufrido una caída que le averió la bicicleta.

"Espero que no tenga que volver a correr a pie", indicó, sonriente, el británico.