Diario Vasco

México, 18 oct (EFE).- El empresario chino-mexicano Zhenli Ye Gon fue extraditado hoy a México desde EE.UU., acusado de narcotráfico a raíz de que las autoridades hallaran en 2007 en su mansión de la capital mexicana 205 millones de dólares en billetes, una de las mayores incautaciones de efectivo de la historia.

"En cumplimiento al tratado de extradición firmado entre ambos países, el día de hoy, el prófugo de la justicia mexicana, Zhenli Ye Gon, fue entregado en extradición por las autoridades" de EE.UU., indicó en un mensaje a medios el subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía), Salvador Sandoval.

El Tribunal Supremo de EE.UU. avaló el lunes la extradición de Yen Gon, después de que el empresario chino pasara casi una década en una cárcel de Richmond (Virginia).

Según detalló Sandoval, esta persona tiene una orden de detención vigente por el Juez Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales, con residencia en el Estado de México.

Se le considera probable responsable de la comisión de los delitos de delincuencia organizada, contra la salud (narcotráfico), posesión de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea y Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, explicó.

Esta decisión llegó luego de un proceso diplomático y judicial que arrancó en 2008.

En septiembre de ese año -explicó Sandoval- se ubicó al fugitivo en los Estados Unidos, y el Gobierno mexicano presentó "por conductos diplomáticos la petición formal de extradición", acorde al tratado vigente entre país.

"En febrero de 2011, un juez estadounidense determinó conceder la Extradición de Zhenli Ye Gon a México", agregó el subprocurador.

Pero el reclamado por la justicia mexicana y su defensa interpusieron varios recursos, "todos previstos en la legislación estadounidense", para detener su entrega en extradición.

Cuando finalmente la defensa de Zhenli Ye Gon agotó "todos los recursos posibles, se logró la extradición" a México, apuntó el representante de la PGR.

En este operativo, agentes del Servicio de Alguaciles de Estados Unidos entregaron al reclamado en custodia de los elementos de la Agencia de Investigación Criminal, adscritos a Interpol México, así como al personal de la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales, encargada del procedimiento de extradición.

Tal y como manda la orden de arresto, el extraditado será puesto a disposición del juez en el penal de máxima seguridad del Altiplano, ubicado en Almoloya de Juárez (Estado de México).