Diario Vasco

(Actualiza la información con referencia FC2036 con la postura de Iberia)

Por su parte, Iberia ha explicado que se ciñe a lo que marca la regulación de cada país.

Es decir, en los vuelos con Estados Unidos está prohibido el embarque con este dispositivo mientras que en los vuelos con Europa Iberia se rige a las recomendaciones que ha emitido la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA, en sus siglas en inglés), según señalan fuentes de la aerolínea.

El pasado 11 de octubre, la EASA difundió un comunicado en el que recuerda a los pasajeros que no pueden facturar con el Samsung Galaxy Note 7 y que, si lo llevan en la cabina, deberán informar inmediatamente a la tripulación cuando esté caliente, salga humo o se pierda dentro del avión.

La compañía surcoreana dejó ese mismo día de producir su teléfono inteligente Galaxy Note 7 por los repetidos casos de combustión del dispositivo que ocasionaban peligrosidad y no son aptos para su uso.

En cualquier caso, el dispositivo debe estar apagado y no se puede cargar durante el vuelo.