Diario Vasco

Madrid, 18 oct (EFECOM).- El presidente de la patronal de las grandes eléctricas Unesa, Eduardo Montes, ha señalado hoy la necesidad de solucionar el problema del margen de las comercializadoras que suministran el precio voluntario al pequeño consumidor (PVPC), la única tarifa regulada.

En rueda de prensa para presentar el informe eléctrico y la memoria de actividades de 2015, Montes ha señalado este tema entre los más relevantes que, a su juicio, están pendientes en el sector tras casi un año de Gobierno en funciones.

"Todas las comercializadoras que suministran en PVPC están en importantes pérdidas", ha denunciado Montes, que ha recordado que este tema depende ahora del Ministerio de Industria y que esperan que se resuelva en "las próximas semanas".

En junio, la CNMC publicó un informe con la metodología que debería utilizarse para calcular este margen que cobran las comercializadoras eléctricas que suministran la tarifa regulada.

Competencia cumplía así con la obligación de facilitar al Gobierno una metodología que, en teoría, el Ejecutivo debería haber aprobado ese mismo mes para cumplir con un auto del Supremo pero que sigue pendiente.

El margen de comercialización permanece congelado en cuatro euros por kilovatio contratado al año desde 2009, un importe insuficiente según la CNMC para cubrir todos los costes asociados a ese suministro, un sentido en el que también se han expresado reiteradamente las eléctricas.

La nueva metodología fija el margen mínimo de comercialización en 5,24 euros por kilovatio contratado al año, lo que supondría un subida de cinco euros al año para una familia media, una vez que se aplique.

Según los últimos datos disponibles, unos 12 millones de consumidores están acogidos a esta tarifa regulada, mientras que otros 13 millones están en el mercado libre.

"Estar sin Gobierno es un problema para el país y para un sector tan regulado como éste, más", ha declarado Montes.

Junto al tema del margen de comercialización, el presidente de la patronal de las grandes eléctricas también ha apuntado a la necesidad de seguir avanzando en la liberalización y en abordar el mercado de capacidad, o cómo retribuir a las fuentes que dan respaldo al sistema.

"Es un debate en España y en Europa (...) cómo pagar por esa capacidad que garantiza el sistema (...) cómo encajarlo con la entrada masiva de renovables", ha reflexionado.

También ha reconocido la necesidad de redefinir el bono social -una rebaja del 25 % en la factura al que pueden acogerse algunos colectivos- para que de verdad vaya a los que lo necesiten.

"No siempre aquellos que tienen derecho son los que más lo necesitan", ha cuestionado.

Unos 2,4 millones de consumidores están acogidos a este bono.

Unesa ha presentado hoy su memoria estadística y el informe Eléctrico 2015, un ejercicio en el que el consumo de energía eléctrica creció un 1,4 % rompiendo la tendencia a la baja de los últimos años.

Se trató de un ejercicio en el que España pasó de ser una exportadora neta de energía a tener un saldo importador, un cambio que Unesa ha vinculado, entre otros aspectos, a los precios en España por los impuestos aplicados al sector.

Una tendencia que la patronal espera se mantenga este año, para el que prevén un comportamiento plano del consumo.