Diario Vasco

Washington, 18 oct (EFE).- El Gobierno de EEUU exigió hoy la liberación de dos estadounidenses, Siamak Namazi y su padre, Baquer Namazi, quienes tienen también nacionalidad iraní y han sido condenados a diez años de cárcel en Irán.

"Estamos muy preocupados por las informaciones de que los ciudadanos estadounidenses Siamak Namazi y Baquer Namazi han sido sentenciados a diez años en prisión", afirmó el viceportavoz del Departamento de Estado, Mark Toner, en un comunicado.

Mizan, agencia estatal iraní especializada en información judicial, hizo pública la condena, según los medios estadounidenses.

Namazi, que es empresario, "ha estado injustamente detenido en Irán durante más de un año", y su padre, un exempleado del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), fue también "injustamente detenido a finales de febrero de 2016", precisó Toner.

El portavoz exigió la "inmediata liberación de todos los ciudadanos estadounidenses injustamente detenidos en Irán, incluidos Siamak y Baquer Namazi, de manera que puedan volver con sus familias".

Además, el Gobierno norteamericano se refirió al caso de Robert Levinson, un exagente del Buró Federal de Investigación (FBI) que desapareció en la República Islámica en 2007, y remarcó "la importancia de que Irán coopere con EEUU para determinar el paradero" del antiguo espía.

"Como el presidente (Barack) Obama declaró el pasado enero, no descansaremos hasta que la familia Levinson esté al completo de nuevo", agregó Toner.

El pasado enero, las autoridades iraníes liberaron al periodista del diario The Washington Post Jason Rezaian y a otros tres ciudadanos irano-estadounidenses a cambio de la retirada de cargos contra siete iraníes por parte de Estados Unidos.

La liberación coincidió con el envío de 400 millones de dólares a Irán, como primera parte de los 1.700 millones de dólares que EEUU se comprometió a pagar para resolver una disputa internacional que se arrastraba desde la Revolución Islámica (1979).