Diario Vasco

Bruselas, 18 oct (EFE).- La Comisión Europea (CE) confía en que los cinco países africanos con los que la UE ha suscrito en los últimos meses acuerdos migratorios -Níger, Nigeria, Senegal, Mali y Etiopía- comiencen pronto a readmitir a inmigrantes, según dijo hoy la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

La alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad presentó en rueda de prensa los primeros resultados del llamado "marco de asociación" con terceros países de origen y tránsito de la inmigración.

Los objetivos, indicó, son en primer lugar "salvar vidas", así como desmantelar las redes de tráfico de personas, abrir canales regulares de inmigración y trabajar en el regreso de los inmigrantes.

En los cuatro meses desde que presentó su propuesta, el Ejecutivo comunitario ha suscrito acuerdos con cinco países y tiene previsto ampliar ese marco a Líbano, Jordania y a otros en una etapa posterior.

"En esos cuatro meses hemos hecho de manera coordinada diez visitas de alto nivel para crear estas asociaciones", manifestó.

Mogherini explicó que el enfoque en el que se basan estas "asociaciones" no implica "una solución inmediata, sino una inversión a largo plazo", pero aseguró que no cree que "haga falta esperar mucho para tener las primeras devoluciones y readmisiones".

"Ya se han producido las primeras misiones de identificación (de personas) y algunos de los cinco países están haciéndolo bien. Sabemos que esto es básico para las devoluciones y readmisiones", añadió.

La jefa de la diplomacia europea enfatizó, no obstante, que pese a la importancia que tiene avanzar en la identificación de los inmigrantes y la vuelta a sus países de origen, "no hay que centrarse solo en eso", ya que los acuerdos incluyen otras facetas, como el desmantelamiento de las redes de tráfico de personas o el trabajo sobre "las causas de raíz" de la inmigración.

También explicó que este marco no tiene nada que ver con el acuerdo suscrito entre la UE y Turquía en materia migratoria, destinado a apoyar la acogida de refugiados, y aseguró que no todos los pactos suscritos con los cinco países africanos son idénticos, sino que cada uno se adapta a las circunstancias del Estado en cuestión.

Por ejemplo, indicó, en Mali y Senegal se trabaja sobre todo para abordar las causas de origen de la inmigración y en aumentar las tasas de devoluciones, mientras que en Etiopía se busca crear oportunidades laborales.

En la aplicación de este "marco de asociación" trabajan de manera conjunta la Comisión Europea, el Servicio Europeo de Acción Exterior, los Estados miembros y las instituciones europeas.

El objetivo es movilizar los instrumentos y recursos para la gestión migratoria y abordar las soluciones a corto plazo para aliviar la presión migratoria, además de mejorar las inversiones para resolver las causas de raíz de la inmigración.

Hasta la fecha, según la jefa de la diplomacia comunitaria, se han adoptado 59 programas, por valor de 927 millones de euros.

Mogherini tiene previsto presentar este informe a los líderes de la UE en la cumbre europea del 20 y 21 de octubre.