Diario Vasco

Beirut, 18 oct (EFE).- La Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal alianza política opositora, consideró hoy que el anuncio ruso de una "pausa humanitaria" de ocho horas el próximo jueves en la ciudad de Alepo (norte) no es más que un "truco" de Moscú.

El miembro del comité político de la CNFROS Michel Kilo afirmó en un comunicado que el objetivo de esa medida es "aplastar la resistencia de Ejército Libre Sirio (ELS) y de los rebeldes, y sofocar la revolución".

A su juicio, tanto Rusia como el Gobierno de Damasco buscan una solución militar al conflicto en el país árabe.

Kilo destacó que el estancamiento político en Siria ha llevado a Rusia a "un aislamiento internacional", por lo que ahora trata de acabar con él mostrado su disposición a detener los bombardeos en Alepo por unas horas.

"Este gesto falso de buena voluntad pretende dar la impresión de que ni Rusia ni el régimen de Al Asad se inclinan por una solución militar, aunque continúan con la escalada de sus operaciones castrenses en Siria", indicó.

Kilo agregó que la aviación rusa está empleando armas que causan grandes destrucciones en Alepo, como bombas antibúnker, contra zonas civiles y no descartó que la "feroz campaña" rusa en esta población pueda suponer crímenes de guerra y contra la humanidad.

El ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, anunció que su aviación y el ejército sirio pararon hoy los bombardeos y operaciones en Alepo para facilitar la aplicación de una tregua humanitaria de ocho horas el próximo jueves.

"Hoy a las 10.00 (hora de Moscú, 07.00 GMT) han cesado los bombardeos de la aviación rusa y siria en la zona de Alepo. El cese del fuego anticipado es imprescindible para poder aplicar la pausa humanitaria el 20 de octubre", dijo el ministro.

El Estado Mayor del Ejército ruso informó ayer de dicha pausa humanitaria de ocho horas el próximo jueves en Alepo, en la que tanto la aviación rusa como las tropas sirias detendrán el fuego contra los rebeldes.