Diario Vasco

Madrid, 18 oct (EFE).- CCOO pide al próximo Gobierno que "descongele" la inversión en obra pública y la incremente un 0,5 % anual hasta 2020, una medida que favorecería la creación de 100.000 puestos de trabajo al año, según el sindicato.

El objetivo del sindicato es acercar la inversión pública en España a la media europea, que se sitúa en el 4 % del PIB, muy por encima del 1 % de media que se destina en nuestro país por medio de los Presupuestos Generales del Estado, señala en un comunicado.

CCOO solicita más inversión en sectores sostenibles como el del agua, el tratamiento de residuos, la rehabilitación o los ferrocarriles y no en aquellos que causaron el "boom" de la especulación.

Entre las principales reivindicaciones del sindicato se encuentra la de mejorar la inspección en las obras pequeñas, a través de una mayor vigilancia para el cumplimiento efectivo de la Ley de Subcontratación en el sector.

Para ello, CCOO ha puesto en marcha una campaña a fin de informar a los trabajadores de cómo deben actuar frente al incumplimiento de la norma, que tiene 10 años.

El secretario general de CCOO Construcción y Servicios, Vicente Sánchez, ha denunciado la falta de cumplimiento de la ley en vivienda residencial y pequeña obra, entornos carentes de presencia sindical.

Ha constatado el cumplimiento formal de la Ley de Subcontratación en las grandes obras de infraestructuras y edificación, ámbitos donde, ha agregado, sí hay presencia sindical.

Esta dualidad en el cumplimiento de la ley, ha advertido el sindicato, repercute también en términos de siniestralidad, ya que, cuando aumenta la actividad de la pequeña obra o reforma -la mayoría de ellas fuera del núcleo urbano y en ámbitos no controlados sindicalmente-, aumenta la siniestralidad.

Así, ha indicado CCOO, en el primer semestre, periodo en el cual ha repuntado la pequeña obra, se produce un aumento de un 9,2 % de accidentes que han causado baja, mientras que el empleo sólo ha crecido un 4 %, lo que pone de manifiesto que los accidentes han aumentado más del doble que el empleo.

Sánchez ha recordado además que, antes de la crisis, el 80 % de los trabajadores eran asalariados y el 20 % autónomos, mientras que con la crisis y la paralización de las grandes obras, el número de autónomos se ha incrementado hasta representar el 35 % y el de asalariados se ha reducido hasta el 65 %.