Diario Vasco

Aranjuez, 18 oct (EFE).- El Ayuntamiento de Aranjuez ha ordenado la retirada controlada de una colonia de gatos del colegio de educación especial Príncipe de Asturias tras las denuncias presentadas por la dirección del centro y algunos padres sobre casos de niños con picaduras de pulgas y garrapatas.

La colonia de gatos -formada por 8 ejemplares adultos, 4 cachorros y varios bebés- había sido instalada en el colegio por la asociación SOS Felina Felina, según informa el Consistorio ribereño en un comunicado.

Los felinos, añade la nota, entraban al colegio por una trampilla de ventilación abierta sin autorización por dicho colectivo, informa el Consistorio ribereño en un comunicado.

La concejal de Educación, Lucía Megía, asegura que se ha procedido a trasladar a la colonia "una vez que ha sido imposible alcanzar un acuerdo con SOS Felina, cuyos integrantes siguen empeñados en anteponer la situación actual de los gatos a la propia salud de los niños".

Sin embargo, Ana García, presidenta de la asociación SOS Felina, ha afirmado a Efe que lo que dice el Ayuntamiento es "incierto".

"En el colegio ha habido gatos toda la vida, no los pusimos nosotros, entre otras cosas porque la asociación se creó hace nueve meses", argumenta.

La colonia del Príncipe de Asturias, según García, está en perfectas condiciones, ya la propia asociación felina los ha alimentado con pienso y los gatos "están desparasitados".

En su opinión, lo que sucede es que al centro "entran y salen otros felinos a través de la valla y eso es imposible de controlar".

La portavoz de SOS Felina culpa al Ayuntamiento de la situación a la que se ha llegado por "incumplir unos acuerdos a los que llegaron ambas partes en febrero, que incluían esterilizar a los gatos y colocar un refugio en la parte trasera para trasladarles poco a poco".