Diario Vasco

Barcelona, 18 oct (EFE).- La Audiencia de Barcelona deliberará el próximo jueves sobre el recurso que presentaron los exdirectivos de Catalunya Caixa Narcís Serra y Adolf Todó contra su imputación por los sobresueldos, casi dos años después de que el juez concluyera que había suficientes indicios para enviarlos a juicio.

En una providencia, a la que ha tenido acceso Efe, la Audiencia de Barcelona comunica a las partes que el próximo jueves, 20 de octubre, procederá a la deliberación y votación del recurso presentado por Serra y Todó contra el auto en el que el juez les dejó a un paso de juicio por un delito de administración desleal.

La sección 21 de la Audiencia de Barcelona ha informado del estado de la causa penal contra Serra y Todó después de que la acusación popular que ejerce la CUP en el caso le requiriera que resolviera ya el recurso, teniendo en cuenta que han transcurrido casi dos años desde que el juez concluyó la instrucción de la causa.

La Audiencia ha señalado el día para la deliberación del recurso, tras relevar al magistrado ponente de la causa, que ahora será Gemma Garcés Sesé, quien compartirá tribunal con las juezas Yolanda Rueda Soriano y María Calvo.

La causa abierta a raíz del recurso que la Fiscalía Anticorrupción presentó contra los exdirectivos de Catalunya Caixa permanece paralizada desde hace casi dos años, a la espera de que la Audiencia de Barcelona resuelva el recurso que impide que el caso pueda ser enviado a juicio definitivamente.

El pasado mes de diciembre, tras algo más de un año de investigación, el titular del juzgado de instrucción número 30 de Barcelona dictó un auto en el que enumeraba suficientes indicios para enviar a juicio a Narcís Serra y Adolf Todó, por aprobar sobresueldos "en perjuicio y desprecio" de los intereses generales y de la entidad bancaria.

Por ese motivo, el magistrado mantuvo imputados a ambos exdirectivos, así como una cuarentena de miembros del consejo de administración de la entidad que aprobaron remuneraciones extras, por un delito de administración desleal.

En su auto, el juez dio un plazo de diez días a la Fiscalía y a las acusaciones personadas para que solicitaran la apertura de juicio oral contra los denunciados, tras concluir que los sobresueldos excedían "la prudencia" en un momento en que la entidad era sostenida "con dinero público de todos los contribuyentes".

La causa contra el expresidente de Catalunya Caixa Narcís Serra y del ex director general Adolf Todó parte de una denuncia que presentó la Fiscalía Anticorrupción por la aprobación, en enero y octubre de 2010, de sendas resoluciones para aumentar el salario de sus directivos, pese a que la entidad se encontraba en una situación crítica que le obligó a pedir 1.250 millones de euros al FROB.

La denuncia se dirigía inicialmente contra 54 miembros del consejo de administración de Catalunya Caixa, pero el juez la archivó contra una docena de ellos, tras comprobar que no apoyaron las retribuciones de la cúpula directiva en las votaciones internas.

En su auto, el juez concluyó que todos los imputados, tanto los que se beneficiaron directamente de los sobresueldos como el resto, en su intención "de ser bien vistos en la institución y abriendo puertas a alguna expectativa o posibilidad futura", tomaron las "aparentemente reprobables decisiones" que comportaron los aumentos retributivos.

Esos sobresueldos, según el magistrado, fueron aprobados "en perjuicio y desprecio de los intereses de la entidad, de su finalidad, y de los intereses generales (...)".