Diario Vasco

Barcelona, 2 jun (EFE).- A cuatro días para la final de la Liga de Campeones, Johan Cruyff, padre del primero de los cuatro títulos de la máxima competición europea que el Barcelona ha levantado hasta la fecha, ha avisado de los peligros del Juventus de Turín, al que ha calificado como "un equipo muy complicado".

"El Juventus tiene un equipo complicado, con dos jugadores delante muy peligrosos, tiene a Pirlo, el jugador más rápido en ejecución del mundo y, además, están muy bien organizados atrás. Será muy difícil", ha opinado el exentrenador holandés.

Cruyff ha sido, junto a José Ramón Alexanko, Jose Edmilson y Eric Abidal, todos ellos presentes en las plantillas que conquistaron el título europeo, uno de los protagonistas de la conferencia organizada por el Fòrum Samitier celebrado en el Auditorio del CaixaFòrum de Barcelona.

Tras varios años de inactividad, dicha plataforma de debate azulgrana ha vuelto hoy al primer plano de la actualidad al reunir al técnico y capitán que levantaron la primera Copa de Europa (1992), y tres jugadores que participaron en los otros tres títulos continentales (2006, 2009 y 2011).

Los cuatro protagonistas, a los que se les unió Ronald Koeman a través de teléfono, así como Carles Puyol y Xavi Hernández en dos entrevista grabadas, rememoraron durante una hora las experiencias que vivieron en primera persona en las finales de Wembley (1992, 2009), París (2006) y Roma (2009).

Considerado para muchos el padre del Barcelona contemporáneo, el técnico holandés ha admitido que ganar la primera 'orejona' "representaba algo nuevo" para un club que hasta aquella fecha contaba las finales europeas por derrotas.

"Hasta entonces todo era malo y aquella victoria nos sirvió para confirmar que ganar un título con buen fútbol era posible", ha explicado el extécnico holandés, quien aconseja a Luis Enrique Martínez "quitar presión" a los jugadores antes de la final.

Para Alexanko, la clave de Wembley '92 fue que "todo el equipo estaba convencido de que no se les iba a escapar la Copa", por lo que nadie se escondió y pedía balones.

Catorce años después, llegó la segunda y uno de sus protagonistas fue el brasileño Jose Edmilson, quien recuerda que la plantilla entrenada por Frank Rijkaard lo tenía muy claro: "Siempre decíamos que para quedarnos en la historia del Barça, se tenía que ganar una Liga de Campeones. Ganarla fue la misma sensación que levantar un Mundial".

Después de dos años sin ganar nada, llegó Guardiola y con él los últimos dos títulos, que Eric Abidal recuerda con mucho cariño, especialmente la copa del 2011, cuando tras ser operado de un tumor en el hígado, se recuperó a tiempo, jugó la final contra el Manchester United y levantó la 'orejona'.

"Vi que me ponía en el once titular y mentalmente estaba preparado, a pesar de que fue una sorpresa. Era una oportunidad y tenía que cogerla", ha recordado.

Los participantes del debate también han tenido tiempo para valorar las opciones del Barcelona con vistas a la final de Berlín, que si bien señala que es el favorito por la temporada que están haciendo y por su tridente ofensivo, avisan de los peligros de los transalpinos.

"El Juventus completó una gran semifinal y tiene un equipo muy preparado. La clave estará en saber quién tendrá la posesión", ha señalado Edmilson.

No obstante, todos han coincidido de la ventaja que da contar con Leo Messi en el equipo. "El Barça tiene suficiente gente que puede marcar gol, a parte de Messi que es capaz de cualquier barbaridad y el resto, que se ha adaptado muy bien a los inventos del argentino", ha valorado Cruyff.

Por su parte, Abidal también ha destacado la importancia del bloque al apuntar que "en el momento que el Barcelona empiece a jugar su juego, será más complicado para el Juventus".

En una sala repleta de personalidades relacionadas con el entorno azulgrana, como el presidente de la entidad, Josep Maria Bartomeu, los cuatro campeones europeos del Barcelona se han mostrado convencidos de que Xavi levantará la quinta en Berlín. EFE