diariovasco.com
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 17 / 26 || Mañana 18 / 24 |
más información sobre el tiempo
Agencias
Estás en: > > >

El deterioro del patrimonio de Castilla y León dispara todas las alarmas

ÚLTIMAS NOTICIAS DE Cultura 10:41

El deterioro del patrimonio de Castilla y León dispara todas las alarmas

Valladolid, 1 sep (EFE).- El reciente derrumbe de la fachada de una torre gótica en Palencia ha disparado todas las alarmas sobre el deterioro del patrimonio histórico en Castilla y León, que ha obligado a los pueblos en los últimos años a organizar colectas, mercadillos y hasta subastas en un intento de salvar sus templos.
El último episodio que evidencia la necesidad de reparación de bienes se ha localizado en San Esteban de Valdespina (Palencia), donde la semana pasada se derrumbó una fachada de la torre gótica de la iglesia parroquial.
El suceso que se suma a otros casos similares, como el del bien del patrimonio histórico soriano que más desmoronamientos ha sufrido en los últimos años, la muralla de Calatañazor.
Declarada conjunto histórico artístico en 1962, la muralla sufrió el desprendimiento de una piedra en 1995 con consecuencias trágicas, ya que un hombre perdió la vida al sufrir el impacto.
La "lista roja" de la asociación en defensa del patrimonio Hispania Nostra, que refleja los bienes patrimoniales en peligro, da fe de este deterioro, con la inclusión de 141 bienes de Castilla y León, una cifra que triplica la de otras Comunidades como Castilla-La Mancha (52), Aragón (49) o Andalucía (42).
La comunidad castellanoleonesa supera los 1.800 bienes de interés cultural (BIC), según el profesor de Historia de Arte de la Universidad de León (ULE), Joaquín García Nistal, quien ha lamentado a Efe que las actuaciones que se acometen en el patrimonio a veces tienen poco que ver con las "cartas de restauración" internacionales.
García Nistal ha señalado como uno de los casos prioritarios que requieren actuaciones urgentes el de la iglesia de San Lorenzo de Sahagún (León), apuntalada desde hace cuatro años.
"De vez en cuando ocurre algún suceso desgraciado", ha reconocido a Efe el director general de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, Enrique Saiz, quien ha criticado los datos de Hispania Nostra sobre los bienes de la comunidad en peligro, a los que ha achacado falta de rigor.
Saiz ha defendido la contribución del Estado de las Autonomías a la conservación del patrimonio, con la aportación de fondos públicos y el acercamiento de competencias a los ciudadanos, y ha recordado que en las décadas de los años 50 o 60 no era noticia el derrumbe de bienes, aunque sí ocurrieran.
Para el director general de la Junta "hay que dar un giro copernicano en la consideración y mentalidad sobre el patrimonio cultural".
Sin dejar de admitir la responsabilidad de la Administración en la conservación, Saiz ha hecho un llamamiento a la sociedad para que el titular de los bienes o el ayuntamiento más cercano informe sobre situaciones de riesgo.
El patrimonio histórico de Castilla y León es "un auténtico paisaje de la ruina", según el responsable de Cultura del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes regionales, José Ignacio Martín Benito.
Desde 2004 hasta ahora "se han multiplicado por cuatro los bienes patrimoniales en peligro", según Martín Benito, quien ha achacado esta situación al "rotundo fracaso y desentendimiento" del Ejecutivo autonómico.
El representante del PSOE ha abogado por fomentar la conservación y a la vez la promoción, para obtener beneficios en el plano turístico, en una comunidad que cuenta con patrimonio desde la etapa prehistórica hasta nuestros días.
Los ejemplos de monumentos deteriorados salpican la geografía castellanoleonesa. En Segovia, una parte del palacio medieval de Enrique IV está casi en ruinas, con la fachada apuntalada, y el antiguo palacio de Valsaín, el primero de todos los reales sitios españoles, sigue pendiente de que el consistorio de La Granja aborde un proyecto de restauración.
Burgos figura también entre las provincias más necesitadas de intervención en su patrimonio, con al menos el quince por ciento de los templos esperando actuaciones "urgentes" y un centenar de iglesias en toda la provincia aguardando para recibir ayudas del conocido como "convenio de las goteras", suscrito por la Diputación y el Arzobispado.
Así lo ha señalado a Efe el ecónomo de la diócesis burgalesa, Vicente Rebollo, tras reconocer que la restauración y el mantenimiento del patrimonio religioso es "muy compleja" debido a la gran cantidad de bienes.
En algunos municipios, los vecinos no se han resignado a perder su patrimonio y han ideado sistemas que contribuyen a evitar el desastre, con actuaciones pioneras como la acometida en Aldeahuela de Periáñez (Soria), un pueblo de apenas medio centenar de vecinos.
Allí recurrieron hace dos veranos a una subasta de arte para arreglar el templo, gracias a la colaboración desinteresada de cuarenta artistas catalanes y sorianos, que permitió reparar la instalación eléctrica, sacar la piedra de sillería y pintar.
Tras más de un año cerrada al culto por las goteras y los desprendimientos, a los habitantes de Ituero de Izaba (Salamanca) se les ocurrió custodiar en sus casas las obras de arte y recaudar dinero entre los vecinos para desarrollar la restauración del templo, una colecta por la que también optaron vecinos de otra localidad de la provincia, Martiago.
Los propios feligreses fueron igualmente los que tuvieron que actuar en Fuentespreadas (Zamora), donde organizaron un mercado romano para rehabilitar un muro del templo con la recaudación. EFE
Videos de Cultura
más videos [+]
Cultura
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.