El malecón de Zarautz y el Paseo Nuevo se llevan la peor parte del temporal

Los daños no han sido tan graves como en el anterior temporal. En Zarautz el mar ha provocado varios socavones en el malecón.

ANTXON ETXEBERRIA SAN SEBASTIÁN
El malecón de Zarautz y el Paseo Nuevo se llevan la peor parte del temporal

Gipuzkoa ha pasado ya lo peor del temporal, pero sus efectos se dejan notar, principalmente en Zarautz. La pleamar de las seis de la mañana ha dejado olas de gran altura pero los daños provocados han sido, en general, mucho menores que en el anterior temporal de viento y olas que azotó la costa guipuzcoana a principios del mes de febrero. Zarautz parece ser la localidad guipuzcoana más perjudicada por la fuerza del mar. El malecón ha amanecido destrozado, con cuatro socavones de importantes dimensiones tras la pleamar de esta mañana. El socavón más importante se ha producido en la zona de los cubos o esculturas de Elena Asins; el segundo socavón se ha originado a la altura de la Dama, este de menores dimensiones; también con considerables daños ha aparecido el desierto pequeño, con todo el muro destrozado en el lado del restaurante Arguiñano, junto a la pista de skate. También hay que mencionar la rotura del malecón junto a la Munoa, frente al pub Mármol . La duna del canal también ha pasado a la historia, llevándose todavía más arena y dejando el golf prácticamente sin protección. Además, la carretera N-634, que bordea la costa, sigue cerrada entre Zarautz y Zumaia por precaución.

La agencia vasca de meteorología Euskalmet ha informado de que a las 22.00 horas se ha registrado en la boya de la capital donostiarra la ola más alta de este temporal en este punto, que ha llegado a los 11,1 metros , mientras que a primeras horas de esta mañana han llegado olas de más de 9 metros.

En San Sebastián, han continuado durante el día las fuertes rachas de viento y lluvia pero la menor incidencia de la pleamar ha permitido pasadas las diez de la mañana abrir los puentes y los paseos cerrados ayer por el tempora.

El alcalde de Donostia, Juan Karlos Izagirre, respiraba esta mañana más tranquilo después de comprobar que el enésimo temporal de este invierno no ha dejado demasiados destrozos, o al menos, se ha quedado lejos de la virulencia del temporal del pasado 2 de febrero, cuando la primera línea de costa quedó arrasada por la fuerza de las olas.

En Txomin-Enea el río Urumea ha desbordado algo en la zona cercana al parque infantil y a los números 4 y 5 de Antzieta. Bomberos, Saneamiento, Cruz Roja y Guardia Municipal han estado presentes en la zona siguiendo la situación.

En Zumaia permanece también cerrado el paseo del Faro y en Deba la fuerza del mar volvió a dejar muchísimas imágenes inusuales. La unión entre el fuerte viento, la lluvia, las enormes olas y la pleamar de la tarde de ayer provocó que se inundaran también las zonas más cercanas a la playa y la desembocadura del río.

Primer pleamar

Desde ayer por la tarde, el temporal de olas golpeó con fuerza el litoral guipuzcoano, con una altura media de ola que alcanzó los 9,37 metros en San Sebastián, aunque sin dejar daños de gravedad.

Los bomberos de San Sebastián y el departamento vasco de Seguridad no registraron episodios de desperfectos de gravedad ni de inundaciones, a diferencia de lo ocurrido en el temporal de olas del pasado 2 de febrero que coincidió con mareas vivas.

En San Sebastián las olas golpearon con fuerza el Paseo de Salamanca y el Paseo Nuevo, saltaron al paseo de la Concha y superaron también el muro del Paseo Eduardo Chillida, aunque no hubo que lamentar daños personales ni grandes desperfectos.

En el momento más crítico de la pleamar, minutos después de las 18.00 horas, el Ayuntamiento ordenó cortar los puentes de Santa Catalina, en sentido al centro de la ciudad, y el de Mundaiz, éste último totalmente.

Vídeo: Las olas llegan con fuerza hasta el puente del Kursaal

También se activó el plan contra las inundaciones en la cuenca del Urumea, aunque el río no llegó a desbordarse, pese a la altura de la marea y las intensas precipitaciones caídas ayer por la tarde en la capital donostiarra.

El viento también sopló con mucha fuerza en San Sebastián, donde Euskalmet midió rachas de 118 kilómetros por hora en la isla de Santa Clara.

Previsión

El aviso amarillo por riesgo de olas que continúa activado en la costa vasca finalizará al mediodía de mañana, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad.

La altura de olas podría alcanzar a primeras horas de mañana los 4 o 5 metros de altura, aunque al mediodía descenderá hasta los 3,5 metros, seún las predicciones meteorológicas. Así, mañana está previsto que finalicen todo tipo de alertas por riesgo marítimo.

Para este miércoles se esperan cielos muy nubosos, precipitaciones débiles o moderadas más probables en las provincias costeras y que tenderán a remitir al final del día, las temperaturas ascenderán y el viento será del oeste y noroeste flojo a moderado con intervalos de fuerte en el litoral durante la primera mitad del día.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos