diariovasco.com
Viernes, 25 julio 2014
claros
Hoy 18 / 22 || Mañana 18 / 22 |
más información sobre el tiempo

Pelota

Estás en: > > >
«Me pesaban hasta las pestañas»

PELOTA

«Me pesaban hasta las pestañas»

Iñaki Lizaso se despidió del remonte en Galarreta ante numerosos pelotazales y amigos

11.08.13 - 10:07 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Tarde especial en Galarreta. Ni siquiera hacía falta abrir los ojos para darse cuenta de ello. Bastaba con escuchar el murmullo de un público más numeroso del habitual. «Ha venido mucha gente», indicó el emocionado protagonista Iñaki Lizaso. «He visto a cantidad de caras conocidas. Me ha llamado la atención la presencia de tantos jóvenes. Y, por supuesto, estaban los de siempre, ésos que durante mis veinte años de profesional han sido fieles de este frontón y del remonte. Ojalá veamos así Galarreta más veces».

Lizaso puso fin ayer en Galarreta a su dilatada carrera como pelotari sobre la cancha. «Entre los nervios, la emoción y el cansancio me pesaban hasta las pestañas. He acabado agotado. Mi anterior partido fue el día de San Fermín en el Euskal. Llevaba un mes sin jugar y he acusado la inactividad. También el trajín del verano en el bar».

Perdió con Urriza por 35-40 frente a Ezkurra y Etxeberria III, vecinos de Doneztebe, como el homenajeado. Siempre se dice que perder en estas ocasiones es lo de menos, pero los cuatro protagonistas pelearon por la victoria hasta el final. Lizaso intentó uno de esos dos paredes altos que tanto le gustan y ha ejecutado con maestría durante muchos años. «Pero Koteto se ha dado cuenta, ha corrido para entrar de botepronto y me ha estropeado la jugada». No hay amigos en la cancha. A lo sumo, conocidos. El turno de los abrazos, aparcados durante la hora de juego, llegó cuando el 40 subió al marcador de los azules.

Todos los remontistas de Oriamendi hicieron un arco con sus cestas a Lizaso en su vuelta hacia la cancha para ser agasajado por el público. Recibió presentes de manos de Oskar Mindegia, en nombre del Ayuntamiento de Doneztebe, su pueblo; el remontista y en su día su alumno Xanti Uterga, en representación del club Erreka; de Juan Antonio Ercilla, gerente de la primera empresa a la que perteneció el campeón individual de 2000; de Francis Sistiaga y Kike Elizalde, intendente y gerente de Oriamendi 2010, respectivamente, quienes le entregaron una escultura con la figura de un remontista; Patxi Zeberio, que le entregó un reloj en nombre de sus compañeros; así como de Urriza y Etxeberria III, que le dieron una camiseta con las firmas de todos los remontistas. Los txistularis antiguotarras Vicario padre e hijo tocaron el aurresku que bailó Xanti Agirrezabala, hijo de Matxin II.

La familia del remonte

Oihane Mateos, que dirigió el acto, cedió el micrófono al héroe del día, quien dio las gracias «a la familia del remonte, a la empresa, a los compañeros y a mi familia», instante en el que ya no pudo reprimir más las lágrimas.

Por fin liberaba parte de la tensión acumulada durante los días y las horas previas a la despedida. Ni siquiera su trabajo en el bar El Café que regenta en Doneztebe habían conseguido distraerle. «Esta mañana quería descansar un poco más y aunque el bar estaba abierto a primera hora no he ido hasta las nueve y media de la mañana. He revisado todo y he trabajado un poco hasta el mediodía».

Era momento de pensar ya en Galarreta y en el compromiso de la tarde. «He comido con mi mujer, Ana, y mi hija, Ane. El menú ha sido el habitual antes de un partido: pasta con un poco de carne. El festival ha comenzado a las cuatro de la tarde. Para las cuatro menos veinte ya estaba en el frontón. He cumplido con el ritual de siempre: preparar la cesta, calentar... A diferencia de otras veces, hoy ha venido al vestuario gente a saludarme y a desearme suerte».

Después de la ducha, el zaguero de Doneztebe volvió a departir con los pelotazales y amigos reunidos en Galarreta antes de regresar a casa con la familia. «Hemos dejado la cena de los remontistas para más adelante porque ahora mismo hay un grupo centrado en el campeonato individual. Ya tendremos tiempo para reunirnos». Lizaso ya es historia del remonte. Y de la buena.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti

buscador

Buscador de deportes
buscar
Consigue el 11 ideal de la Real Sociedad
Videos de Deportes
más videos [+]
Deportes
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.