diariovasco.com
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 12 / 22 || Mañana 11 / 20 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Los ayuntamientos de Bildu aplican los mayores recargos en el IBI a las casas vacías

VIVIENDA

Los ayuntamientos de Bildu aplican los mayores recargos en el IBI a las casas vacías

Aprueban aumentos del 100 y 150% frente al 50% o nada de los municipios de PNV y PSE. La oposición logra que Donostia exima de la penalización a las viviendas de veraneo

01.05.13 - 12:08 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Foto: Viviendas vacías en Donostia. /Guillermo Rivas - Vídeo: Daniel Soriazu

Más impuestos, más impuestos, más impuestos. Los guipuzcoanos que tengan una segunda vivienda en el territorio sin que nadie figure empadronado en ella recibirán una desagradable sorpresa en las próximas semanas cuando abran el sobre con el recibo del IBI (la contribución). Ahora bien, en esta ocasión, como en tantas otras, la intensidad del susto irá por barrios. Si el consistorio es gobernado por Bildu, el recibo en el Impuesto de Bienes Inmuebles que recibirá esta primavera el propietario de una vivienda vacía tendrá un recargo envenenado que oscilará mayoritariamente entre el 100% y el 150%; mientras que si lo hace en uno gobernado por PNV o PSE la factura subirá entre nada o un 50%.

Así lo habrán podido comprobar ya muchos guipuzcoanos. No será hasta dentro de un mes cuando haya que pasar por caja, pero muchos propietarios de una segunda casa ya han recibido vía notificación la desagradable noticia, lo que ha causado cierta enfado una vez que la curiosidad invita a hacer las siempre tan odiosas comparaciones. Gipuzkoa ofrece ejemplos de lo más ilustrativos. Elgoibar, por ejemplo, ha decidido no aplicar ningún recargo a las segundas viviendas. Lezo, en cambio, ha optado por la mano dura y aplicar el máximo permitido, un 150%.

Lo cierto es que ambos municipios aplican la nueva normativa foral. Con el fin de permitir que los municipios pudieran aumentar sus ingresos, la Diputación aprobó el año pasado una modificación de la norma de impuestos locales que se apoyaba sobre dos tributos concretos: el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y el Impuesto de Bienes Inmuebles.

En el primer caso, Hacienda abrió el abanico para que el impuesto afecte a más empresas. Así, ha reducido de dos a un millón de euros de facturación el límite exento para que las empresas paguen el IAE. En otras palabras, a partir de este año las empresas con un volumen de operaciones superior al millón de euros deberán de pasar por caja. Hacienda calcula que los municipios podrán recaudar 2,7 millones de euros más a partir de 2013. «Claro que el objetivo es aumentar la recaudación», defendió sin tapujos en su día la diputada de Hacienda, Helena Franco. «Se les pide un pequeño esfuerzo. Los ayuntamientos necesitan recursos», añadió.

El segundo esfuerzo ha recaído sobre los propietarios de una segunda residencia. La Diputación ha permitido a los municipios a partir de 2013 aplicar un recargo en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de hasta un 150% sobre las viviendas que no constituyan la residencia habitual de su propietario, tomando para ello el empadronamiento a 1 de enero. La última palabra la tendría cada ayuntamiento, que debía decidir si la aplicaba o no. El fisco elevó a 16,1 millones de euros el ingreso extra que aportaría esta medida, aunque siempre si todos los ayuntamientos aplicaban el recargo máximo del 150%, algo que no ha ocurrido, por lo que la recaudación real será inferior.

La realidad es que cada municipio ha aplicado la norma a su manera. Sin embargo, un vistazo pormenorizado a los boletines oficiales de Gipuzkoa muestra dos opciones claramente diferenciadas: los que han optado por aprovechar de una manera moderada el recargo que les permite la Diputación, y los que no han dudado en sacar el máximo partido a la subida. En otras palabras, los ayuntamientos gobernados por PNV y PSE, por un lado, y los que dirige Bildu, por otro.

Lezo y Pasaia, el máximo

En el top ten cuatro nombres sobresalen sobre los demás: Bergara, Beizama, Lezo y Pasaia. Los cuatro han optado por apretar la tuerca y aprovechar al máximo el recargo aprobado. Los vecinos que dispongan en esas localidades de una vivienda vacía afrontarán un recargo en el IBI del 150%, tal y como recogen sus ordenanzas fiscales aprobadas en la recta final de 2012. Al margen de Beizama, gobernado por la plataforma vecinal Aurrera Beizama, Bergara, Lezo y Pasaia están gobernados por la coalición soberanista.

Lo cierto es que muchos de los ayuntamientos de Bildu han optado por un recargo importante para alimentar sus arcas pero sin llegar al máximo. Así, la penalización del 100% -el doble del año anterior- ha sido la elección aprobada en consistorios como Errenteria, Zarautz, Lazkao, Oñati u Orio. En el caso de la localidad zarauztarra, el Gobierno municipal pretende recaudar más de 600.000 euros con un recargo del IBI del 100% que afectará a cerca de 2.800 viviendas vacías; la mayoría residencias de veraneo de muchos guipuzcoanos. El propio alcalde, Iñaki Eizagirre, reconoce que «algunas viviendas pagarán 200 euros de recargo, otras 1.000 euros, porque están al lado de la costa, porque son más grandes o más pequeñas».

Viviendas de veraneo

El aumento de la factura no es solo cuestión de la localidad costera. Un piso de unos 70 metros cuadrados en el centro de Errenteria -por buscar un ejemplo de otro municipio que ha optado por un recargo del 100%, pero que no es costero- soporta un IBI de unos 250 euros al año. En caso de estar vacío y no tener a nadie empadronado, el propietario deberá hacer frente a un recibo de 500 euros.

Obviamente, no todos los ayuntamientos gobernados por Bildu han apostado por sacarle jugo a la norma, aunque también es cierto que su falta de mayoría en el pleno les ha obligado a apostar por recargos moderados del 50%. Es el caso de Donostia, por ejemplo, cuyo recargo se vio muy condicionado por la oposición, que puso una amplia batería de condiciones para concretar a qué viviendas se les puede aplicar y cuáles pueden gozar de exención, lo que, en la práctica, ha reducido sustancialmente el parque afectado. En ese sentido, por ejemplo, las viviendas de veraneo han quedado fuera del recargo.

La capital guipuzcoana aplicará esta exención cuando el titular no sea residente en el municipio y acredite su utilización durante al menos 15 días a lo largo del año. La exención se aplicará a una sola vivienda y el uso como residencia temporal podrá acreditarse mediante el consumo de agua u otros.

Frente a los municipios liderados por Bildu, aquellos que dirigen tanto PNV como PSE han sido menos ambiciosos. Hondarribia, por ejemplo, en manos jeltzales, se ha decantado por un recargo del 50%, mientras que Elgoibar, Aia y Urnieta también del PNV, han optado directamente por no aplicar el recargo.

Eibar lo acaba de posponer

La misma decisión la han tomado los socialistas en el caso de Zumarraga. Irun y Eibar, por su parte, también del PSE, se han decantado por un incremento del 50%. Ahora bien, las quejas de los propietarios afectados ha motivado al Ayuntamiento de la localidad armera a posponer el recargo al próximo año para estudiar bien las diferentes casuísticas de los afectados. El Ayuntamiento había recibido 400 reclamaciones de los 1.200 titulares que iban a tener que pagar recargo.

Lo cierto es que al igual que Donostia ha optado por eximir del recargo a las residencias de veraneo, cada ayuntamiento ha optado por hacer su propia lista de excepciones. El debate tiene enjundia. ¿Es justo aplicar el recargo a una persona que acaba de heredar un piso al fallecer un familiar suyo? ¿Debe haber un plazo de tiempo de excepción? Algunos municipios, como Donostia, lo contemplan en sus ordenanzas -da dos años de plazo- y otros como Errenteria no.

Por ejemplo, no son pocos los consistorios que han dejado fuera del recargo aquellos inmuebles alquilados a personas que estén empadronadas en otro municipio; o a aquellos en propiedad de los promotores que los hayan edificado, como ha aprobado Getaria. En este caso, por ejemplo, la exención se mantiene durante dos años desde la fecha de fin de obra. La localidad costera también ha dejado exentas del recargo a aquellas viviendas vacías a 1 de enero, pero que a lo largo del año estén alquiladas al menos en un periodo de 8 meses.

A su vez, muchos han dejado fuera las viviendas cedidas al Gobierno Vasco para su programa de alquiler, las que se utilizan para pensiones y hoteles, y las que se usan como despachos profesionales o locales comerciales.

Todo este catálogo de exenciones, junto a la renuncia a aprobar el máximo recargo que permite la norma, hace imposible que los consistorios recauden los 16 millones que se planteó en un principio la Diputación.

En Tuenti
Videos de Economía
más videos [+]
Economía

Convertir

en
Resultado
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.