Sortu se constituye como partido y ratifica a Arraiz como presidente

JORGE SAINZPamplona
Sortu se constituye como partido y ratifica a Arraiz como presidente

La asamblea de Sortu ha ratificado en Pamplona al nuevo consejo nacional de la nueva formación. No ha habido sorpresas. Hasier Arraiz será el presidente con el 90% de los votos mientras que Pernando Barrena, la abogada Amaia Izko y Xabi Larralde (Iparralde) serán los tres portavoces. Bixente Goikoetxea, Unai Berrostegieta, Oihane Zabala, Iker Lizarralde y Miriam Campos completan la dirección.

De esta forma, y con la ratificación de las ponencias, ha quedado constituido el nuevo partido que devuelve a la izquierda abertzale una sigla legal diez aos después. Los 450 compromisarios han ratificado también a Idoia Aiastui como representante de Organización, a Rufi Etxeberria (resolución del conflicto), Joseba Permach (lucha institucional), Marije Fullaondo (lucha de masas), Iosu Lizarralde (lucha ideológica), Maite Ubiria (internacional), Marisa Alejandro (finanzas) o Juan Joxe Petrikorena (comunicación).

La secretaría general queda vacante a la espera de que Arnaldo Otegi salga de la cárcel. Joxean Agirre será el coordinador de Gipuzkoa, junto a Maribi Ugarteburu (Bizkaia), Juan Kruz aldasoro (Navarra), txus Martinez (Araba) y Jean François Lefort (Iparralde).

El nuevo presidente ha llamado a la sociedad vasca a «presionar» a los gobiernos de Espaa y Francia para la solución al «conflicto político». Sin citar al PNV, le ha criticado por «dar vueltas en la piscina del marco autonómico» en vez de apostar por «un mar de soberanía para Euskal Herria».

En el congreso en el Baluarte pamplonés, Kandido Zubikarai, en representación del colectivo de presos, ha pedido el fin de la dispersión de los reclusos de ETA y de la doctrina Parot para garantizar la «viabilidad del proceso» abierto tras el fin de la violencia.

Carta de Otegi

El congreso constituyente de Sortu se inauguró ayer con una carta de Arnaldo Otegi desde la prisión de Logroo. El exportavoz de Batasuna saludaba el nacimiento del nuevo partido de la izquierda abertzale y advertía que no vale solo con la estrategia de desaparición de la lucha armada sino que es hora de abrir una fase de «convencer, organizarse y luchar». «Menos consignas y más argumentos» resumía en la misiva en euskera y castellano leída en el Baluarte por Karmele Aierbe.

Otegi, elegido secretario general de Sortu por las bases, aunque su puesto quedará vacante hasta que salga de la cárcel, denunciaba que «aún sigue vigente la violencia de los Estados». Sobre la aceptación de la Ley de Partidos que ha permitido a la izquierda abertzale recuperar una sigla tras una década de ilegalización, Otegi aseguraba que han hecho «una utilización revolucionaria de la legalidad burguesa».

Sortu ha hecho asimismo un pequeo balance del proceso sortzaile de estos meses. El resultado es «positivo», con la participación de más de 6.000 militantes y la celebración de cientos de asambleas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos