diariovasco.com
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 9 / 17 || Mañana 5 / 17 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
'Casinos donostiarras' recorre las casas de juego que dieron prosperidad a la ciudad

san sebastián

'Casinos donostiarras' recorre las casas de juego que dieron prosperidad a la ciudad

Un libro recién editado aporta otra visión de la historia del municipio a través del juego y delos casinos donostiarras

01.02.13 - 10:29 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El casino de la Sociedad Monte Igueldo, construido en 1912-1914.

La historia de San Sebastián se puede contar desde distintas facetas y una de ellas es a través de los casinos que han funcionado en la ciudad y que a la postre fueron los que consiguieron dar una vida próspera al comercio, a la hostelería, y en definitiva, al conjunto de la sociedad donostiarra.

Juan José Fernández, Lola Horcajo y Carlos Blasco han investigado a fondo la historia de los casinos donostiarras y su trabajo se ha traducido en un libro de 450 páginas, con más de 400 fotografías, en el que recogen la evolución de San Sebastián desde 1865, a través de las ruletas de los casinos que han existido en la ciudad.

«El libro de los ‘Casinos Donostiarras’ en un paseo por el pasado de nuestra ciudad, desde la Donostia intramuros hasta nuestros días, desde la época de los valses y rigodones al fox-trot, en donde se puede ver el vertiginoso desarrollo de nuestra ciudad, la transformación de los jardines de Alderdi Eder o la paulatina liberación de la mujer en sus ropas y trajes de baño», explica Juan José Fernández, autor junto a los otros dos investigadores citados de varios libros sobre San Sebastián, como el de los ‘Comercios donostiarras’, o el de 1912, que recoge los cinco centenarios acontecidos el pasado año en la ciudad.

Regresando al tema que nos ocupa, el libro describe cómo en 1881 la burguesía donostiarra hizo suyo el proyecto de construir un suntuoso edificio donde la tolerancia del juego (calificado como delito) permitió el desarrollo de una ciudad balnearia al nivel de Montecarlo, Trouville, Baden Baden o Niza.

La dirección del Casino apoyó todas las actividades que podían atraer público adinerado a la ciudad: Carnavales, hípica, las primeras exhibiciones aéreas, conciertos, carreras automovilísticas, fuegos artificiales… También parte del dinero contribuyó a sostener a la beneficencia y patrocinó obras claves como el paseo porticado de la Concha y el Paseo Nuevo.

Junto al Gran Casino de San Sebastián inaugurado en 1887 y que nos ha dejado su lujoso edificio (el Ayuntamiento), existieron otros casinos que fueron desapareciendo. El primero permitido, tras el exilio de Isabel II, fue el denominado Cursaal en 1869 que estuvo en el edificio que con el tiempo sería el Hotel Londres. Aquel mismo año, se inauguró otro casino con el nombre de Palacio Indo, ocupando un chalet que se encontraba donde hoy está el edificio de Hacienda de la calle Oquendo. Los dos cerrarían con la segunda guerra carlista (1872).

En 1910 se inauguró el Casino de Martutene de corta vida, pero que produjo la urbanización y proliferación de chalets en toda la zona. En 1912 se inauguran las instalaciones de la Sociedad Monte Igueldo que duraría hasta la prohibición del juego.

Desarrollo de Gros

El proyecto del nuevo casino del Gran Kursaal propició el desarrollo del barrio del Gros desde el paseo Colón hasta la playa. El puente del Kursaal se inaugura en 1921 y el Casino y teatro en 1922. La vida del casino que estaba llamado a mantener a la ciudad entre los mejores casinos del mundo fue efímera porque el juego se prohibió en 1924.

En otros muchos lugares públicos o privados se practicaron los ‘juegos prohibidos’ (ruleta, bacarrá…) como el Aeroclub, el Club Cantábrico, el Círculo Easonense, el Teatro Circo, en los casinos de Hondarribia…

«La prohibición del juego fue un mazazo para la ciudad», explica Juan José Fernández, que señala que «durante la tolerancia del juego, las prohibiciones habían sido frecuentes para reabrirse los casinos en la temporada siguiente. Pero esta vez fue definitiva hasta 1978 cuando se reabrió el primer casino de España en el mismo lugar donde ahora hace 144 se había instalado el primer casino de nuestra ciudad, el hotel Londres».

«El viaje que hacemos por la vida de la ciudad abarca la construcción de la nueva urbe, la gestación de los proyectos, las personas que los impulsaron, los 363 accionistas que apoyaron el Gran Casino de San Sebastián donde sin duda encontraremos muchos a nuestros antepasados. Aparecen personajes fundamentales para la ciudad que han quedado olvidados como Jacobo Domínguez y George Marquet que dirigieron el Casino. Los jóvenes arquitectos Aladrén y Morales de los Ríos artífices del edifico que hoy es nuestro ayuntamiento. La saga de los Arizmendi, padre e hijo, el primero poniendo contra las cuerdas al todopoderoso Casino, en pro de la Beneficencia de la ciudad y el segundo, arquitecto, transformando el Casino en Ayuntamiento, de tal forma que pudiera ser reabierto para su antiguo fin. Cabe destacar a los Brunet, Odriozola, Brocheton, Pascual, Zabala, Dendariarena, Larrocha, el maestro Arbós, Zulaicas, Blasco de Imaz… que con su trabajo han formado parte de la historia y desarrollo de nuestra ciudad», concluye Juan José Fernández.

En Tuenti
Videos de Gipuzkoa
más videos [+]
Gipuzkoa
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.