diariovasco.com
Miércoles, 23 abril 2014
claros
Hoy 10 / 18 || Mañana 8 / 15 |
más información sobre el tiempo

Gipuzkoa Basket

Estás en: > > >
De meter 70 puntos, a meter 94

GIPUZKOA BASKET

De meter 70 puntos, a meter 94

El GBC firmó su partido de mayor anotación en el momento más oportuno. La llegada de Finley y Paunic, la mejoría de Woods y, el sábado, el acierto exterior y la contundencia de Doblas, razones de la mejoría.

18.02.13 - 09:16 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
David Doblas celebra una canasta ante el Valladolid. / Foto: José Mari López

El cambio en el que está inmerso el Lagun Aro en el último mes y medio es cada vez más evidente. El conjunto guipuzcoano parece haber encontrado el camino para competir siempre, incluso para alcanzar victorias como la del sábado. Un triunfo que se cimentó en un buen trabajo colectivo y en una actuación ofensiva más que notable.

El GBC es el equipo que menos anota de la competición y se plantaba en el duelo ante el Valladolid con una media de 69,5 por encuentro. Y anotó 94. Un paso adelante ofensivo que ya se adivinaba en citas anteriores y que fue el pilar de la última victoria.

Caras nuevas. Es quizás la clave de la reacción del Lagun Aro. La llegada de Ivan Paunic y Morris Finley ha dado aire al equipo. Oxígeno puro. Dos jugadores que han llegado aislados de la dinámica perdedora que arrastraba el resto de la plantilla. Que afrontan su primer reto en la ACB con la necesidad de reivindicarse. Uno, el serbio, tras una mala experiencia en Ucrania. El otro, Finley, tras dos temporadas de calvario por una grave lesión.

Era una oportunidad para ellos y la han encarado con ambición. Con ganas de asumir responsabilidades, de cumplir su rol. De aportar juego y, además, carácter positivo. Y el Lagun Aro lo está notando.

Centrándonos en la parcela ofensiva, Paunic no pudo aportar su máximo el sábado ya que estuvo siempre condicionado por las faltas. Sin embargo, ha demostrado en duelos anteriores que puede anotar. Sale rápido en transición, penetra con fuerza, es rápido en el primer paso y es capaz de tirar desde fuera. Sin ser un anotador, ya ha superado los diez puntos en dos de sus cinco encuentros con el GBC.

Y en cuanto a Finley, sus números hablan por sí solos. Hasta su llegada, el Lagun Aro sólo había tenido un jugador con veinte o más puntos en dos encuentros: Salgado contra el Caja Laboral y Woods ante el Valencia. Pues bien, en cuatro partidos, el escolta ha alcanzado o superado esa barrera en dos ocasiones. En Málaga, firmó 21, y el sábado, veinte, siendo en ambos casos el pichichi del equipo.

Un jugador de primer nivel que es capaz de echarse el equipo a la espalda, de llevar el peso y de ser referente. «Ahora jugamos con americanos», afirmó Sito en la rueda de prensa posterior al triunfo.

Dos caras nuevas a las que podría sumarse la de Qyntel Woods. El de Memphis es por fin el jugador que el Lagun Aro necesita. Desde la posición de cuatro, en la que puede jugar uno contra uno con facilidad, y con Finley descargándole de atención defensiva, ha encontrado sensaciones. Es un arma peligrosa, no se viene abajo cuando falla y su nivel de atención defensiva y de rebote ha crecido exponencialmente. El sábado incluso recuperó varios balones en línea de pase. «Hace una cosa que antes le costaba y es defender y jugar agresivo aunque falle», comentó Sito.

Más ritmo. Es otro de los cambios importantes que ha sufrido el juego del Lagun Aro. «Ahora el contraataque forma parte de nuestro estilo», explicó Sito Alonso el viernes. Con la llegada de Finley, que es capaz de tirar en transición y que supone tener a dos jugadores de menos de 1,85 en pista durante muchos minutos, y también de Paunic, rápido a la contra, el GBC ha aumentado su dinamismo y su ritmo ofensivo. El sábado dispuso de 77 posesiones, un número alto. En Málaga, el Lagun Aro también se enganchó al partido recuperando balones en primer línea y corriendo.

Un acelerón que será completo cuando el cuadro guipuzcoano logre asegurar su rebote defensivo, uno de sus debes. En los últimos encuentros le está costando.

El triple. El acierto en el tiro exterior tiene un peso cada vez mayor en este deporte. En un juego en el que el creciente estudio del rival permite que las defensas sean más incómodas, estar atinado desde el perímetro para abrir los entramados rivales y generar espacios se antoja casi siempre clave.

El encuentro del sábado es un buen ejemplo. El Lagun Aro metió 13 triples de 29, un porcentaje alto que le ayudó a llevar la batuta en el marcador. En los momentos en los que su mirilla se desajustó o no encontró tiros claros, como ante la defensa zonal en el tercer cuarto, el Valladolid le castigó, también debido a un balance defensivo débil.

Pero cuando el GBC estuvo especialmente fino desde fuera, rompió el partido. En ese sentido, hay dos jugadores cuyos porcentajes exteriores han crecido enormemente en los últimos cinco partidos. Uno es Woods, que firma un 43% por el 28% que acreditaba en las primeras jornadas. El otro es Papamakarios. El griego, que metió dos triples clave cuando peor pintaban las cosas, lleva un 39% en los últimos cinco partidos. Hasta entonces, no alcanzaba el 20%. Los recién llegados, Finley y Paunic, también son capaces de anotar de fuera.

David Doblas. Aprovechó el acierto exterior y su enorme calidad de espaldas para hacerle un destrozo al Valladolid en la zona. Firmó 19 puntos, con 9/10 en tiros. Dio equilibrio, soluciones y dejó canastas de enorme calidad. Son algunas de las claves que explican que el GBC firmase su mejor anotación del curso.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti

buscador

Buscador de deportes
buscar
Consigue el 11 ideal de la Real Sociedad
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.