diariovasco.com
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 13 / 22 || Mañana 13 / 21 |
más información sobre el tiempo

Más Deportes

Estás en: > > >
Veintisiete años de pasión ovalada

RUGBY

Veintisiete años de pasión ovalada

José Luis Peña ha dirigido los destinos del rugby en Euskadi desde que se creó la federación vasca en 1985 hasta hace unos días

14.02.13 - 08:41 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Veintisiete años de pasión ovalada
Tres décadas. José Luis Peña Paricio ha estado durante veintisiete años al frente de la Federación Vasca de rugby. :: Usoz

Veintisiete años, casi un tercio de su vida (tiene 65), se ha pasado José Luis Peña Paricio ‘Toci’ al frente de la Federación Vasca de rugby. Es el único presidente que ha tenido desde que se crearon las federaciones vascas, en 1985. Hasta hoy o, mejor dicho, hasta hace unos días, cuando otro guipuzcoano, Iñaki Laskurain, ha tomado su relevo.

José Luis Peña no se presentó a la reelección. Deja la presidencia, pero no el rugby, en un momento en el que «lo que estoy viendo, en determinadas personas, en determinados apartados de este deporte, no me gusta».

Se va este donostiarra después de una vida en la que lo ha sido todo en el mundo del balón oval: «Comencé a jugar en un equipo que había en Egia, el San Francisco Javier. De allí pasé, junto a otros jugadores, al Vasconia y luego al Atlético San Sebastián. Estuve cuatro años arbitrando. Llegué a categoría nacional. También fui entrenador del juvenil del Atlético (seis años), junto a Paco Bueno. Luego estuve nueve años en el Irun y durante dos legislaturas de directivo en la guipuzcoana».

Hasta que llegó la aventura de la Federación Vasca: «He estado seis legislaturas y media». También fue vicepresidente de la española y en dos o tres ocasiones tuvo que ejercer de presidente.

El rugby vasco ha ganado en todo ese periodo catorce títulos en categoría senior y otros tantos en cadetes y juveniles: «Hemos tenido grandes hornadas de jugadores. Hasta hace cinco años todos los clubes aportaban los mejores jugadores. Las exigencias de la liga ha hecho que eso cambie. Ahora hay más intereses».

Recuerda que en una convocatoria de la selección española de 1989 había «quince jugadores vascos. En total estábamos dieciocho personas de aquí, entre los veintiséis convocados, entre ellos Gerard Murillo, Alfonso Feijoó y yo». Nombres como los de Javitxin Díaz, Azkargorta, Illarregi, Laskurain, Jon Etxebarria o Altuna formaban parte de aquel equipo.

«Para las licencias que ha tenido Euskadi, no llegamos a dos mil, el nivel ha sido siempre muy alto. Madrid tiene siete mil, Catalunya, más de seis mil».

Ha vivido a fondo el cambio del rugby, de amateur a profesional: «Para mí no hay profesionales, al menos aquí. Para ser profesional hay que tener una seguridad social. Rumanía, Georgia, Rusia o Italia han dado ese salto. Aquí no se ha dado. Por pagar 1.500 euros a un jugador no es profesional. Esa palabra significa más cosas».

Lo mejor de casi tres décadas ha sido «la gente que he conocido. Los últimos tres o cuatro años han sido los peores. La armonía que había en el rugby se ha roto bastante. Por eso he tomado la decisión de no seguir. Estoy un poco aburrido de determinada gente que ha aparecido en el rugby».

Deja una federación, para los tiempos que corren, modélica: «No hay ninguna federación en España tan saneada como la vasca. Dejo 148.000 euros en caja, material deportivo por valor de 46.000 euros y material de oficina por valor de doce mil euros. Es una federación totalmente saneada».

Un peligro que está viendo en el rugby vasco es que el trabajo de la base «no lo terminan aprovechando los clubes. El miedo es que se lleven, como está pasando, a las mejores promesas a Francia. Si el relevo de los que lo dejan se va, los clubes lo van a notar. Para el jugador puede ser bueno. Para el club, no tanto».

Piensa que «el rugby ha cambiado, sobre todo, físicamente. Técnicamente hay diferencias con lo que se jugaba antes, pero no tantas. Ahora se ven equipos justitos».

Le cuesta hablar de nombres, de jugadores que han sido emblemas en Euskadi: «Si ha habido un jugador comprometido con Euskadi ha sido Óscar Astarloa. Va camino de los 38 años y yo le sigo viendo a buen nivel. Ni cuando jugaba en el Top 16, en Baiona, ponía problemas. Javitxin Díaz también estaba muy comprometido».

A la hora de dar nombres de jugadores que dejaron huella por su calidad cita a «Javitxin Díaz, Azarkargorta, Fran Puertas o Jon Etxebarria. Ellos, por su calidad, y otros muchos estuvieron comprometidos con Euskadi. Hubieran podido jugar en Francia sin problemas, al máximo nivel».

Si le preguntas por el mejor jugador vasco que ha conocido, no lo duda: «Txufo Bueno. Jugó en el San Juan de Luz con cuatro o cinco internacionales franceses. Un fuera de serie». A nivel de técnicos se queda con Kepa Ancin, «que estuvo comprometido con todas las categorías de Euskadi».

Es de los que piensa que «es difícil que hoy en día haya quien haga algo sin cobrar». En los veintisiete años que ha estado de presidente no ha cobrado ningún sueldo, «ni dietas. Sólo viajes y los compromisos que había».

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti

buscador

Buscador de deportes
buscar
Consigue el 11 ideal de la Real Sociedad
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.