Goenaga niega las acusaciones y acusa a Gerediaga de «ansia de poder»

Cree que su destitución se debe al deseo de «recuperar todo el control sobre la Azoka» y defiende una «gestión horizontal»

FELIX IBARGUTXISAN SEBASTIAN

Aiert Goenaga, despedido de la dirección de la Azoka de Durango por la asociación Gerediaga, ha respondido a las acusaciones de ese colectivo negando que hubiera actuado con deslealtad y afirmando que lo ha dado «todo por la Azoka». Goenaga afirma en la nota distribuida a los medios que Gerediaga ha mostrado «ansia de poder», y que con su distitución quiere «recuperar todo el control sobre la feria».

Goenaga defiende «una gestión horizontal, dinámica y participativa», frente al modelo de gestión «de hace 40, 30, 20 o 10» años. Añade que el conflicto con Gerediaga sobre el modo de gestión surgió al poco rato de acceder a la dirección, y que las pérdidas económicas acaecidas en la última edición de la feria no son achacables a él.

Goenaga se muestra dolido ante Gederiaga porque esta asociación usó ayer la expresión «ez du zintzo jokatu» («no ha jugado limpio») sin especificar el motivo, y reitera que ha jugado «con total honradez» y que «tiene la conciencia muy tranquila».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos