La ciclogénesis llega esta madrugada con fuertes rachas de viento en la costa

El Departamento de Seguridad prevé activar la alerta naranja a las 6.00 horas y prolongarla hasta las 18.00 horas

SAN SEBASTIÁNEFE
Vídeo: Cortado al tráfico el acceso al Paseo Nuevo de Donostia por el oleaje previsto. /MICHELENA/
Vídeo: Cortado al tráfico el acceso al Paseo Nuevo de Donostia por el oleaje previsto. /MICHELENA

La ciclogénesis procedente del Atlántico llegará a Euskadi a partir de esta madrugada, provocando fuertes rachas de viento en el litoral que superarán los cinco metros, según el pronóstico de Euskalmet.

El Departamento de Seguridad prevé activar la alerta naranja (riesgo meteorológico importante) a las 6.00 horas y prolongarla hasta las 18.00 horas.

Se prevé que el intenso viento levante olas por encima de los cinco metros, lo que ha obligado a poner en sobreaviso a los ayuntamientos para que adopten las medidas necesarias con el fin de prevenir problemas en la costa.

La Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología del Gobierno Vasco ha recomendado a la población que evite bañarse en playas apartadas o en zonas con fuerte oleaje.

También ha aconsejado no acercarse a paseos marítimos, espigones o acantilados porque la fuerza del agua podría arrastrar a los paseantes.

Ha pedido asimismo que no se circule con vehículos por carreteras cercanas a la línea de costa, así como suspender actividades acuáticas, evitar el uso de embarcaciones y revisar amarras.

La ciclogénesis, bautizada como "Jolle", no irá acompañada de lluvias intensas, ya que el pronóstico habla de precipitaciones débiles durante la primera mitad del día, que irán remitiendo a lo largo de la mañana, según Euskalmet.

Las temperaturas se prevén sin grandes cambios, oscilando entre los 2 grados de mínima en Vitoria (7 en Bilbao y 6 en San Sebastián) y los 13 de máxima en la capital vizcaína (12 en Donostia y 9 en Gasteiz).

La cota de nieve se situará en torno a los 1.000-1.100 metros.

La alerta naranja se sustituirá por aviso amarillo a partir de las 18.00 horas de mañana, aunque el viento seguirá soplando con fuerza, generando olas en torno a 4,5-5 metros.

El período de oleaje estará en torno a 16 segundos y la pleamar, a las 5.22 y a las 17.43 horas.

El Departamento de Seguridad pide precaución en el interior de los puertos debido a la resaca provocada por el alto período de oleaje.

Durante la madrugada del martes, se prolongará el aviso amarillo, ya que el tiempo seguirá marcado por las intensas rachas de viento en el litoral y en zonas de montaña, con riesgo de heladas débiles en puntos del interior.

Hacia el mediodía, las olas irán decreciendo y se situarán sobre los 3,5 metros.

La situación de inestabilidad se prolongará al miércoles, cuando Euskalmet sigue pronosticando rachas fuertes en zonas de montaña y del litoral.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos