diariovasco.com
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 20 / 24 || Mañana 13 / 20 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El Gobierno Vasco ejecutó 434 desahucios de viviendas de alquiler entre 2010 y 2012

viviendas de protección oficial

El Gobierno Vasco ejecutó 434 desahucios de viviendas de alquiler entre 2010 y 2012

El Gobierno Vasco ha ejecutado un total de 434 desahucios entre 2010 y 2012 de viviendas de protección oficial en alquiler, la mayoría relacionados con impagos no justificados.

19.01.13 - 13:11 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Estos datos se recogen en una respuesta parlamentaria del consejero de Empleo y Políticas Sociales, Juan María Aburto, a la representante de EH Bildu Marian Beitialarrangoitia, a la que ha tenido acceso Efe.
Aunque los procesos de desahucios iniciados en este periodo por parte del Gobierno autonómico en pisos de alquiler social fueron 858, sólo se lanzaron 434, ya que el resto se resolvieron con acuerdos previos.
El principal motivo son los impagos sistemáticos, aunque también se encuentran entre sus causas los problemas graves de convivencia, las cesiones sin consentimiento o la ocupación ilegal, la sobreocupación del piso, el uso inadecuado de la vivienda y de los elementos comunes, o su abandono sin entrega previa a la administración.
Así, el 68 por ciento de los casos que acaban en los tribunales se centra en un problema de falta de pago del alquiler. De este porcentaje, se ejecutó el 43,6, 4 por ciento, es decir, algo menos de la mitad, ya que el resto se suspende por acuerdo extrajudicial o se archiva.
En este sentido, el consejero señala que desde el último semestre del pasado año los desahucios en el parque de alquiler se están "suspendiendo mayoritariamente" cuando están relacionados exclusivamente con la carencia de ingresos suficientes.
De este modo, explica que la mayoría de los desahucios por impago en estas viviendas se aplican a personas "impagadoras históricas de los parques públicos" con pensiones y prestaciones que no han variado con la crisis.
También entran dentro de este colectivo de ciudadanos desahuciados los responsables de impagos con ingresos demostrados suficientes para pagar el alquiler o los que no pueden justificar su imposibilidad de abonar las cuotas porque reciben ayudas sociales para ese fin.
En relación a las viviendas de protección oficial compradas, Aburto recuerda que el Gobierno Vasco no es parte en el desahucio y que por tanto no tiene por qué ser informado del mismo.
No obstante, el Departamento conoce que se han ejecutado, al menos, 31 desahucios de estas características entre 2011 y 2012, ninguno de ellos en Gipuzkoa.
En su respuesta parlamentaria, el consejero también aporta datos sobre las viviendas de protección oficial que son rechazadas por las personas adjudicataria.
Según datos de junio de 2012, Etxebide ha gestionado 22.597 renuncias entre 2000 y 2011, con un repunte significativo en 2009 (5.492 personas).
Entre los motivos más destacados para la renuncia se encuentra la imposibilidad de acceder a los créditos hipotecarios para financiarla.
Por su parte, los últimos datos relativos a las viviendas vacías en Euskadi son de 2011 y, según señala Aburto, ascienden a 84.890 en toda Euskadi, de los cuales 26.120 son de temporada, 58.771 están deshabitadas y 21.589 en oferta en venta o en alquiler. El resto son consideradas "potencialmente gestionables", al no están catalogadas en ninguno de los supuestos anteriores.
En Tuenti
Videos de Más actualidad
más videos [+]
Más actualidad
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.