diariovasco.com
Viernes, 25 abril 2014
chubascos
Hoy 9 / 15 || Mañana 12 / 15 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Gipuzkoa se apunta al turismo sanitario

sanidad

Gipuzkoa se apunta al turismo sanitario

Onkologikoa y clínica del Pilar se suman a un plan de la Federación de Clínicas Privadas de España

14.01.13 - 09:54 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Onkologikoa y la clínica delPilar de San Sebastián se han sumado al proyecto de turismo sanitario que lidera la Federación Nacional de Clínicas Privadas de España (FNCP). Se trata de un plan para captar pacientes extranjeros, que busquen combinar la calidad asistencial y el precio de los servicios sanitarios con unas vacaciones que activen su recuperación. De momento, un total de 35 centros –de los 300 con que cuenta la FNCP– se han sumado a la plataforma, entre ellos la clínica Universitaria de Navarra, además de los dos donostiarras citados.
El plan cuenta con la colaboración de Turespaña y en cada comunidad autónoma se contactará con los organismos turísticos correspondientes. En el caso del País Vasco, no se han realizado aún los contactos pertinentes, en una colaboración que buscará aunar esfuerzos para apoyar la entrada de visitantes y de divisas. «Cuando hay crisis toca agudizar el ingenio y buscar soluciones alternativas», explica Jesús Gómez Montoya, portavoz de las clínicas privadas vascas en la junta directiva de la FNCP. «El turismo sanitario está en auge en el mundo y dentro de la federación se abrió una sección dedicada a promocionar el tema».
Se ha trabajado para perfilar la oferta, garantizar la calidad asistencial y fijar las tarifas. «Entre las especialidades que más solicitan los pacientes están la cirugía bariátrica o de obesidad mórbida, cirugía plástica, ocular y traumatológica de reposición de cadera o rodilla. En el mercado internacional hay mucha competencia por parte de los países emergentes, que tienen tarifas muy baratas. Cirugías que cuestan 300.000 euros en Estados Unidos, pueden costar en España, 30.000 y en India o Tailandia, 3.000».
Para asegurar la calidad de los servicios se exige a los integrantes de la plataforma el sello de calidad americano de la Joint Comission, la EFQM europea o la certificación internacional ISO. Con estas garantías, la FNCP ofrecerá una plataforma en internet para que el paciente elija el centro sanitario para su intervención o tratamiento. «Nos dirigiremos al turista que tiene una enfermedad sobrevenida, un sector que tiene más incidencia en Levante, las islas, Cataluña y Madrid. Pero también al paciente que venga a tratarse por la calidad y precio de los servicios. Y trabajamos con touroperadores que ofrecen una semana de vacaciones para que el paciente se recupere, pasee al sol o vaya a un museo. En el País Vasco tendremos que competir con una oferta que no se base exclusivamente en el clima».
Sanidad sin fronteras
Desde Onkologikoa se insiste en que el proyecto está aún en fase de estudio. «Cuando las cosas se hacen bien, todos los proyectos pueden resultar interesantes», explica un portavoz del centro. «La Sanidad no tiene por qué tener fronteras. El estudio está en fase embrionaria, porque ni los centros sanitarios que se han sumado son homogéneos ni la oferta resulta idéntica. Al tratarse de una propuesta de la federación de clínicas privadas a la que pertenecemos, hemos respondido que estamos dispuestos a escuchar. Y en esa línea estamos».
Así como las empresas externalizan sus productos, la Sanidad privada puede prestar servicios fuera de sus fronteras. Es la filosofía con la que se aborda el proyecto desde la clínica del Pilar. «En Europa hay necesidades sanitarias que nosotros vamos a poder cubrir», explica Ainara Muñoz, directora de comunicación de la clínica. «En Francia, por ejemplo, la ley no permite a las mujeres solteras someterse a un tratamiento de fertilidad. Y está el tema económico.La sanidad privada en países como el Reino Unido es tan sumamente cara que hay tratamientos que muchos ciudadanos no pueden afrontar. No hablamos solo de cirugía estética, sino de cirugía bariátrica, ocular o o asistencia de primera necesidad, como son los chequeos o revisiones médicas, servicios muy demandados internacionalmente».
El concepto de ‘turismo sanitario’ no termina de definir las pretensiones de los responsables de la clínica del Pilar. «La gente no viene a comer pinchos y aprovecha para operarse. Viene porque tiene una necesidad de salud y no puede afontarla en su país. Como todo centro privado, tenemos convenios con aseguradoras internacionales y ellas pondrán a disposición de sus clientes información sobre tratamientos o cirugías que pueden realizar aquí. En la cartera de servicios ofertados entra la posibilidad de conocer la ciudad, pero siempre como un complemento opcional».
Jubilados europeos
La reacción de las clínicas privadas españolas responde, entre otros motivos, a una situación que resultó sangrante para las arcas de la sanidad pública en España. «Una directiva europea de 2011 sobre derechos de los pacientes en la asistencia sanitaria transfronteriza se trasladó mal a la legislación de nuestro país», relata Gómez Montoya. «Se suprimieron dos artículos y el ciudadano europeo, una vez que era residente español tras seis meses de estancia en nuestro país, podía recibir asistencia sanitaria tanto en España como en su país de origen a cargo del presupuesto sanitario español. Lo han usado sobre todo los jubilados. El coste ha sido de 985 millones de euros al año.Una aberración que va a corregirse este verano».
En Tuenti
Videos de Gipuzkoa
más videos [+]
Gipuzkoa
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.