Tomarse las uvas y salir a trabajar

Los Bomberos explican que es una de las situaciones más habituales durante estas fechas.Pero no son los únicos a los que les toca trabajar en Navidad

ESTRELLA VALLEJOSAN SEBASTIÁN
Tomarse las uvas y salir a trabajar

Taxistas, camareros o bomberos son tan solo algunas de las profesiones para las que no existen las cenas de Navidad, o al menos las tradicionales con calma y rodeado de familiares. Los taxistas y camareros se quedan sin sobremesa para estar en sus puestos a la una de la madrugada y los bomberos cruzan los dedos para que no haya ninguna incidencia que les obligue a dejar la cena a medias, "como aquella vez que, tres minutos antes de las doce, tuvimos que dejar las uvas sobre la mesa y salir a un fuego", explican.

Además, aconsejan que "cuando la gente vaya a cenar a casa de un familiar, no se suban todos a la vez en el ascensor, "una emergencia muy común de estas fechas".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos