diariovasco.com
Domingo, 31 agosto 2014
cubierto
Hoy 18 / 22 || Mañana 13 / 22 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Una de cada diez viviendas en Gipuzkoa se encuentra vacía

VIVIENDA

Una de cada diez viviendas en Gipuzkoa se encuentra vacía

La mayoría de ellas (el 73%) están deshabitadas y más de la mitad están en el mercado

18.12.12 - 09:10 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
En tiempos de crisis, en los que las noticias de familias que se quedan en la calle tras ser desahuciadas se mezclan con la impotencia de otros que no tienen la posibilidad de acceder a un techo ante la carestía de los pisos y los alquileres, quizás ofrecer un mapa de los pisos deshabitados pueda revolver más de un estómago. Pero lo cierto es que viviendas sin moradores hay. Y no pocas. En Gipuzkoa, uno de cada diez pisos se encuentra vacío, acumulando polvo y telarañas.
Así consta en un informe del Observatorio Vasco de la Vivienda, con datos de 2011, hecho público este otoño. Según este estudio, en Gipuzkoa se contabilizaron el año pasado 330.248 viviendas. De ellas, 296.404 (el 89,8%) estaban ocupadas, mientras que otras 33.844 (10,2%) se encontraban vacías. En Euskadi, la proporción es de 929.209 (91,6%) viviendas ocupadas y 84.890 (8,4%) vacías. El análisis constata un cambio de tendencia a partir de 2007, año que supuso un punto de inflexión para el repunte de la vivienda vacía en los tres territorios vascos.
El concepto de vivienda vacía no quiere decir que todas permanezcan sin moradores durante todo el año. Un buen pellizco de todas ellas se destina a residencias de temporada. En el caso de Gipuzkoa, el 26,5% de las viviendas vacías serían pisos de segunda residencia o de verano que, la mayor parte del año, no tiene quién viva en ellas.
Eso sí, la mayoría de las viviendas vacías, el 73,5% de esas 33.844 en el caso de Gipuzkoa, se encuentran deshabitadas. Son 24.859 pisos (el 7,5% del total) en los que no vive nadie durante todo el año. En todo Euskadi, la cifra se eleva a 58.770 (el 5,8% del total).
Estos datos, según fuentes del Departamento de Vivienda, suponen un «porcentaje razonable», teniendo en cuenta que en la CAV hay un parque de un millón de viviendas, y «muy bajo comparativamente con otras comunidades autónomas del Estado».
Según el informe del Observatorio Vasco de Vivienda, por zonas, en el territorio guipuzcoano el entorno de Zarautz-Azpeitia es el que mayor porcentaje de viviendas deshabitadas acumula (10,9%), seguido de la zona de Eibar (10,8%) y de Beasain-Zumarraga (9,6%). San Sebastián y su entorno tendrían un 5,5%. ¿Y por qué están deshabitadas? El informe destaca que, en el caso de Gipuzkoa, el objetivo de los propietarios en uno de cada cinco pisos es «reservarlo para los hijos», mientras que el 27% se destinan a «generar rentas», el 12% a la inversión y el 42% a la compraventa.
No obstante, a pesar de estos objetivos, lo cierto es que más de la mitad de las viviendas deshabitadas del territorio no se encuentran en el mercado para su venta o alquiler. El 55,1% de estos pisos serían viviendas potencialmente gestionables, es decir, podrían ofertarse en el mercado. En los últimos años, el Gobierno Vasco ha tratado de «movilizar» vivienda de este tipo principalmente hacia el alquiler.
Una tarea que no es sencilla. Según estimaciones del Departamento de Vivienda, «más del 40% de esas viviendas deshabitadas ahora mismo estarían inservibles y requerirían de actuaciones previas de rehabilitación y acondicionamiento para poderlas sacar al mercado». De hecho, el informe del observatorio presenta un perfil de viviendas que, en muchos casos, forman parte de un «modelo de otra época». Prueba de ello es que el 50% de estas viviendas tienen cinco o más habitaciones y el 66% un único baño.
Junto a ese perfil de vivienda antigua que necesita rehabilitación, desde el Gobierno Vasco aseguran que tras los datos también existen pisos deshabitados que pertenecen a un stock de vivienda nueva que no se venden por la crisis. De hecho, el 3% de las viviendas vacías de Euskadi pertenecen a promotores y un 1% a entidades financieras.
Eso sí, según el informe del Observatorio Vasco de Vivienda, la mayoría (92%) pertenecen a particulares. Pero no todos. Un 1% son pisos vacíos cuyos propietarios son las administraciones públicas.
En el proyecto de ley
El problema de la vivienda vacía fue uno de los puntos polémicos del proyecto de Ley de Vivienda presentado por el Gobierno Vasco saliente y que finalmente no llegó a aprobarse en el Parlamento Vasco. El texto legal propuesto consideraba que la vivienda desempeña «una función social», algo que no cumplen pisos «deshabitados, sobreocupados o los que incumplen el deber de conservación».
Por ello, y con el objetivo de movilizar vivienda al mercado, la norma iba a permitir que los ayuntamientos o el propio Gobierno Vasco gravasen con un canon anual de 10 euros por cada metro cuadrado útil aquellas viviendas que permanezcan desocupadas durante un tiempo superior a dos años sin causa justificada. El dinero recaudado, en todo caso, se destinaría a políticas de vivienda. La norma contemplaba además que se pudiera imponer el alquiler forzoso si la vivienda deshabitada estaba ubicada en un ámbito de acreditada demanda y necesidad de vivienda y «se mantiene desocupada transcurrido un año desde su declaración». Este proyecto de ley no se llegó a aprobar en el Parlamento Vasco.
En Tuenti
Videos de Gipuzkoa
más videos [+]
Gipuzkoa
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.