10.000 vascos han firmado ya un testamento vital

Es un documento en el que se expresan voluntades en el ámbito sanitario

JUANMA VELASCOSan Sebastián

Cada vez más vascos dan el paso de firmar un documento de voluntades anticipadas en el que plasmar sus instrucciones en el ámbito sanitario, que se deben tener en cuenta cuando la persona no pueda expresar su voluntad. Desde que en 2004 se creara el Registro Vasco de Voluntades Anticipadas (Osakidetza), 10.000 ciudadanos han firmado ya un 'testanmento vital' en el que solicitan por escrito cuestiones como el alivio del dolor y la renuncia a ténicas de soporte vital en situaciones terminales.

José Luis Vidal, director del Registro Vasco de Voluntades Anticipadas, ofrecía ayer estos datos en el transcurso de unas jornadas sobre 'El ejercicio de la autonomía en previsión asituaciones de incapacidad', organizadas por la Fundación Hurkoa, que ejerce la tutela de medio millar de guipuzcoanos, a quienes un juez ha declarado incapaces de decidir por sí solos. Hurkoa se muestra favorable a impulsar que se firmen documentos como el testamento vital o el documento de autotutela, que permite decidir previamente quién será su tutor en el caso de que llegue una incapacitación.Con ambos documentos, según Hurkoa, «se mejora la calidad de vida de las personas en caso de hacerse dependientes».

En lo que respecta a los testamentos vitales, de los 10.000 vascos que han firmado el documento, 4.325 son guipuzcoanos. De ellos, dos de cada tres son mujeres. No en vano, como explica Vidal, «este hecho guarda relación con el rol tradicional de cuidador de la mujer, que ha sido la persona que ha estado ocupándose de otros en situaciones de gran deterioro de dependencia, de agonía... Es algo que no quieren para sus familiares».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos