diariovasco.com
Martes, 21 octubre 2014
nuboso
Hoy 13 / 22 || Mañana 15 / 17 |
más información sobre el tiempo

Motor

Estás en: > > >
El placer de alimentar leones en el circo de la Fórmula 1

Fórmula 1

El placer de alimentar leones en el circo de la Fórmula 1

En sólo cuatro Grandes Premios, el tándem Arzak-Bokado se ha hecho un nombre en el paddock con su cocina. Además de servir al equipo HRT ofrecen una degustación de pinchos cada domingo a los medios

11.05.12 - 08:55 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
En sólo cuatro Grandes Premios, el tándem Arzak-Bokado se ha hecho un nombre en el paddock con su cocina. Además de servir al equipo HRT ofrecen una degustación de pinchos cada domingo a los medios
“Tranquilo que a partir de ahora tenemos una buena cocina”, comenta Jesús Santamaría a la persona que está al otro lado del teléfono a propósito del motorhome que estrenan este fin de semana en el Circuito de Montmeló con motivo del G.P. de España de Formula 1 y que les acompañará durante toda la gira europea. Aunque la frase se podría extrapolar a la sensación de los pilotos y mecánicos del equipo HRT al comienzo de esta campaña. “No es que antes comieran mal, pero ahora en el paddock se escucha que en Hispania es donde mejor se come”, asegura orgulloso el gerente del grupo Arzak-Bokado. El tandem formado por Juan Mari y Elena Arzak por un lado, y los hermanos Santamaría y Jose María Pikabea por el otro, está provocando que el equipo español sea más conocido por sus excelencias culinarias que por sus resultados deportivos.
Al igual que HRT, ellos también son relativamente novatos en estas lides. Bokado ya se encargó de la cocina del equipo Epsilón-Euskadi, pero pasar a la Formula 1 de un día para otro es complicado. “El resto de escuderías mandan un barco para Asía con todo lo que necesitan tres meses antes de empezar la competición. Nosotros, aparte de hacer bien la croqueta nos hemos tenido que buscar todo por allí”, se lamenta Santamaría, ya que en algunos lugares como en Malasia han vivido verdaderas odiseas para encontrar lo que necesitaban. El circuito malayo se encuentra a mas de una hora de Kuala Lumpur, por lo que el equipo de chefs debió desplazarse hasta el centro y cargar con todo de regreso a Sepang. “Allí no venden pescado, venden peces. Aquello parece un verdadero Pekin Express para comprar comida”, comenta entre risas el cocinero gipuzkoano.
Tras el primer periplo asiático, el Mundial llega a Europa y el equipo ya trabaja desde el lunes en Barcelona para que Pedro Martínez de la Rosa y Narain Karthikeyan consigan los mejores resultados posibles conociendo las limitaciones actuales del equipo. Jesús habla maravillas de los dos pilotos, aunque reconoce que el indio le tiene cautivado. “Narain es un personaje. En cuanto puede se mete en la cocina para añadir ingredientes a su plato de pasta”. Aún así, es el piloto probador y corredor en la GP2, Dani Clos, el que más participa activamente en el menú. Entre todos han formado una gran familia. Hay mecánicos vizcaínos, gipuzkoanos y Santamaría y su equipo les dan de comer a los 70 que lo forman de lunes a domingo. Además de no descuidar a los invitados por los jefes de HRT, que deben ser agasajados debidamente. Todo ello siempre ofreciendo una calidad acorde al grupo que representan. “Por las noches salgo a espiar por los boxes las cocinas de otros equipos y veo que en la nuestra mimamos más la comida” confirma Santamaría, “los ingleses, a lo mejor, nos ganan en coches, pero a comer seguro que no”.
Vamos de pinchos por el mundo
La Formula 1 sirve también de gran escaparate para las marcas que tienen la oportunidad de verse inmersas en la burbuja mediática y visual que representa este deporte. Por ello el grupo Arzak-Bokado no ha desaprovechado la ocasión para dar a conocer los pinchos allá donde van. Comenzaron en Australia en el primer Gran Premio. El domingo de carrera citaron a todos los medios a degustar las creaciones montadas básicamente con ingredientes de aquí pero incluyendo un componente originario del país en el que se encuentran. “El pincho ya se ha convertido en un ritual de domingo en el paddock. Cuándo en China levanté la mirada y vi la fila que se había montado, me emocioné”, afirma Santamaría, quien no descarta sacar un libro con todas las creaciones que surjan en este mundial a final de temporada.
Entre los que se acercan a comerse estos pinchos también se encuentran los famosos de rigor que pasean por los boxes de cada circuito. Ellos se dedican a trabajar, pero no pueden dejar de percatarse que se codean con actores, cantantes o con los propios pilotos que son verdaderas estrellas mundiales. Sin ir mas lejos, Narain Karthikeyan es la cuarta persona más conocida en la India, un país con mas de 1.200 millones de habitantes. Aún así el control y el copete de estos reservados les acarrea problemas a la hora de acceder a su zona de trabajo. “Conseguir un pase de paddock es como ir a comprar droga. El del pelo blanco lo tiene muy bien montado”, sonríe el chef asegurando que muchos le han solicitado entradas para los Grandes Premios.
Confiesa que tienen mucha expectación por llegar a Mónaco y sentir ese halo de glamour tan característico del principado, aunque de momento no hayan visto “ni a la chica del paraguas” por sus fogones. Después volverán los quebraderos de cabeza cuando regresen a territorio asiático. “Estamos preocupados por Corea y por India, allí no conocemos a nadie que nos oriente”. Seguro que a Narain no le importa salir de compras con ellos.
En Tuenti

buscador

Buscador de deportes
buscar
Consigue el 11 ideal de la Real Sociedad
Videos de Deportes
más videos [+]
Deportes
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.