Los directivos de Egunkaria llaman a «no bajar la guardia porque esto no ha terminado del todo»

Celebrarán el día 25 en Bilbao un acto de agradecimiento a quienes les han apoyado durante el proceso

EUROPA PRESSBARCELONA

Los directivos de Egunkaria absueltos por la Audiencia Nacional por un delito de pertenencia a banda armada han llamado hoy a "no bajar la guardia" porque esto "no ha terminado del todo" y apuntaron la posibilidad de que la acusación recurra la sentencia ante el Tribunal Supremo. En la primera comparecencia conjunta en la localidad guipuzcoana de Andoain, tras conocerse ayer su absolución, el presidente del consejo de administración de Euskaldunon Egunkaria, Joan Mari Torrealdai, -al que acompañaban los otros cuatro directivos del periodico clausurado en 2003, Martxelo Otamendi, Xabier Oleaga, Txema Auzmendi e Iñaki Uria- ha expresado su satisfacción por la resolución judicial.

No obstante, ha advertido de que esto "no ha terminado del todo" porque es previsible que la acusación recurra la sentencia ante el Tribunal Supremo y que la pieza económica del caso Egunkaria, donde "se hallan las penas más severas", sigue abierta por lo que "no se puede bajar la guardia". Los cinco encausados, ahora absueltos, comparecieron sin sus abogados, como en un principio se había anunciado, ya que estos están analizando en profundidad la sentencia y se pronunciarán sobre la misma próximamente.

Torrealdai hizo público en euskara y castellano un manifiesto, en nombre de los directivos absueltos, a través del cual ha mostrado su satisfacción con este fallo que "cabía esperar tal y cómo se ha desarrollado el juicio" ya que el propio fiscal "mantuvo la propuesta de absolución" y sus abogados realizaron "una soberbia defensa" de manera que las "carencias" de los denominados 'peritos' de la Guardia Civil "quedaron al descubierto". No obstante, ha reconocido que al tratarse de la Audiencia Nacional "se podía esperar cualquier cosa".

El que fuera presidente del consejo de administración de Egunkaria ha destacado la "percepción de victoria" al hilo de esta sentencia que se da en la sociedad vasca, que con su "calidad actitud" acabó "fundiendo el poderoso impulso político que se hallaba en el origen de este caso". Tras recordar a otros encausados "con base acusatoria similar" a la suya, como los de "Udalbiltza o los amigos de Egin juzgados en el 18/98 que hoy están en la cárcel", afirmó estar "contento" pero "no porque se haya hecho justicia", ya que "el mal está hecho y sin posibilidad de vuelta atrás".

En este sentido, se preguntó "dónde está el resarcimiento por los perjuicios generaldos con motivo del cierre de la empresa y los causados a los miles de lectores de Egunkaria". A pesar de todo, se mostró "convencido" de que "estamos más cerca de un buen final, aunque esto no ha acabado del todo".

Supremo

En este sentido, ha indicado que "es previsible que la acusación acabe presentando su recurso ante el Tribunal Supremo", a lo que añadió que la pieza económica del caso Egunkaria "está todavía ahí" y será la Audiencia Nacional la que dilucide sobre la misma. Según recordó la acusación representada por Dignidad y Justicia solicita hasta 26 años de cárcel y 33 millones de euros de penalización, las "penas más severas".

Por tanto ha afirmado que no se puede "bajar la guardia" y hay que seguir "alerta". Por último, tras agradecer a la sociedad el apoyo que les ha dado anunció que el próximo día 25 el Palacio Euskalduna de Bilbao acogerá un "enorme acto de agradecimiento" a todos los que les han mostrado su "aliento y apoyo", evento al que previsiblemente seguirá otro una vez que se ponga fin a todas las causas abiertas.

Oleaga ha explicado que sus abogados están analizando "términos muy importantes" recogidos en la sentencia y trabajando sobre los mismos, como por un lado el hecho de que el cierre del diario fue "contra la libertad de expresión" o que los jueces no controlaron el periodo de incomunicación durante las detenciones en las que los encausados denunciaron torturas. Respecto a las indemnizaciones indicó que es algo "que está prioritariamente" en manos de sus letrados que les han recomendado "no adelantar nada" al respecto.

Lo que sí ha anunciado es que pedirán, una vez absueltos de la acusación de presunto delito terrorista, la inhibición de la Audiencia Nacional en favor de la de Gipuzkoa en lo que respecta a la pieza económica, de procedimiento abreviado, que determinará si se cometió algún delito fiscal o contable porque una vez absueltos de la comisión de un presunto delito terrorista.

El PSOE, "en contra" del cierre

Horas antes, el director de Egunkaria, Martxelo Otamendi, ha afirmado que el PSOE siempre se ha mostrado en contra del cierre del periódico, aunque "no con la energía deseable", y sostuvo que el cierre era imposible sin el apoyo del Gobierno, en aquel momento en manos del PP. "El cierre no se entiende sin el apoyo del Gobierno, y no me imagino a los socialistas dando nunca su apoyo a una medida así", ha apuntado en una entrevista de TV3 recogida por Europa Press.

Otamendi ha explicado que, pese a que ayer la Audiencia Nacional absolvió a los cinco directivos del diario acusados de pertenecer a ETA, todavía no está "completamente tranquilo" porque es probable que la acusación particular presente un recurso al Tribunal Supremo.

Aun así, ha considerado que la sentencia es "concluyente y deja poco hueco para recurrir", y se felicitó por que, a su juicio, el dictamen es duro con el trato ofrecido a los detenidos. "Hay un aviso muy claro por parte del tribunal a los Jueces de Instrucción, que son los encargados de velar por sus detenidos", concluyó, y criticó que el juez Juan Del Olmo no hiciese nada para evitar las torturas que, según dijo, recibieron en prisión cinco de los diez detenidos pese a los informes que le hacían llegar a través del forense.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos