Revisan cámaras de seguridad en busca del autor del intento de violación en Prim

La Guardia Municipal niega que haya un incremento de denuncias por delitos contra la libertad sexual en Donostia. Se investiga una agresión similar en un portal de Amara

B. OLAIZOLASAN SEBASTIÁN.

DV. La Guardia Municipal lleva a cabo una inspección sistemática de los registros de cámaras de seguridad instaladas en el centro de San Sebastián para tratar de identificar al autor del intento de violación de una joven de 27 años que tuvo lugar en la madrugada del pasado domingo. Los agentes han realizado también un del portal en el que tuvieron lugar los hechos en busca de alguna pista que les permita localizar al potencial violador.

El concejal de Seguridad Ciudadana de San Sebastián, Enrique Ramos, confirmó ayer la apertura de una investigación tras la denuncia por tentativa de violación interpuesta por una joven de 27 años el pasado domingo. Ramos puntualizó que las pesquisas forman parte del protocolo que aplica la Guardia Municipal cada vez que tiene noticia de algún delito contra la libertad sexual.

En este caso la investigación se centra en las grabaciones de las cámaras de seguridad instaladas en edificios del centro de San Sebastián. La agresión tuvo lugar en un portal del Ensanche de San Sebastián, en concreto en la calle Prim, un entorno donde hay bastantes inmuebles vigilados.

Otro punto de referencia obligada es el lugar de los hechos. Los agentes han inspeccionado de forma minuciosa el portal con el fin de hallar alguna huella. También se han tomado muestras del vestido que llevaba la víctima para analizar si hay restos que permitan localizarle. La prenda de la joven, de color rojo, se rasgó a consecuencia del forcejeo que mantuvo con su agresor. Los policías tenían esperanzas de encontrar algún indicio en una cremallera que se rompió en la pelea.

La agresión, como informó ayer este periódico, tuvo lugar cuando la joven regresaba sola a su casa hacia las tres de la madrugada del domingo. La víctima fue abordada en el momento en que abría el portal por un joven de unos veinte años con aspecto de «niño bien», según su propia descripción. El agresor la empujó dentro del portal y la arrojó al suelo, donde intentó violarla. La joven se resistió y se entabló un forcejeo entre ambos que sólo terminó cuando alguno vecinos del inmueble se asomaron a la escalera alertados por sus gritos. El agresor emprendió la huida a pie hacia el Urumea.

La chica describió al individuo como un joven de entre 20 y 22 años, de pelo rubio y «con cierto aire de surfer». En el momento de la agresión iba «bien vestido, con unos pantalones de color beige y una camiseta marrón». La víctima no pudo determinar si el agresor era o no extranjero, ya que no llegó a pronunciar palabra en ningún momento.

El responsable de la Guardia Municipal de Donostia invitó a quien pudiera tener algún dato sobre el suceso a llamar a los teléfonos 112 o 092. Enrique Ramos insistió en que San Sebastián es una ciudad «segura» y negó que la cifra de delitos contra la libertad sexual haya aumentado. Recordó en ese sentido que desde hace tres años el número de denuncias por agresiones sexuales no llega a la docena. «En 2007 se contabilizaron trece denuncias y en 2008 once, las mismas que llevamos este año. Es falso por lo tanto que estén aumentando los delitos contra la libertad sexual aunque es verdad que son ataques atroces que provocan una gran alarma social».

En un portal de Amara

Este periódico ha podido conocer que hace una semanas se denunció que en otro portal de Amara había tenido lugar una agresión de características similares a la ocurrida el domingo en la calle Prim. El extremo fue confirmado por el propio Ramos, que pidió no obstante discreción para que la divulgación de datos no entorpezca la investigación en curso. El intento de violación se habría producido después del mediodía y al parecer la descripción del agresor facilitada por la víctima no coincidiría con la del protagonista de la tentativa del domingo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos