Flores para los difuntos

Todos los Santos es la fecha por excelencia para la venta de flores Las floristas de Zumarraga sostienen que no se ha sentido la crisis

Begoña Cruz y Clari Probanza lo retocan. /ARESTI  Idoia Busca en su floristería. /ARESTI/
Begoña Cruz y Clari Probanza lo retocan. /ARESTI Idoia Busca en su floristería. /ARESTI

DV. Todos los Santos es la fecha por excelencia para la venta de flores. Asi lo afirman en Goilore y Muskari, las dos floristerías que hay en nuestra localidad. «Es la fecha en la que más flores se venden seguida del Día de la Madre y de San Valentín. En Navidad también se trabaja cada vez más, aunque este año ya veremos si la gente tiene ganas», sostiene Begoña Cruz, propietaria junto a Clari Probanza de Goilore.

La florista se refiere a la crisis, que, no obstante, no se ha dejado sentir cara a Todos los Santos. «Se ha vendido más o menos igual que el año pasado, no ha habido gran diferencia», afirma Idoia Busca, propietaria de Muskari. «Para una vez al año la gente sigue llevando lo mismo. Si el año pasado se gastó 30 euros, éste también», confirma Cruz.

Los que quieren adornar con flores los nichos o panteones cara al 1 de noviembre se decantan en su mayoría por flores comunes. «Lo que más piden es crisantemo de diferentes colores, clavel, rosa y lirio. Es lo de todos los años y éste ha sido más uniforme todavía, apenas hemos preparado cosas excepcionales», dice Busca.

«En esta fecha no se puede innovar. La gente pide cosas tradicionales. Además, a nada que se pida alguna flor rara, caso de una cala holandesa, el precio se dispara», corrobora Begoña Cruz.

Las dos floristas se esforzaban ayer por preparar los numerosos encargos a los que tenían que hacer frente. Ambas se movían entre centros de diferente tamaño, dirigidos unos a nichos y otros a panteones. «Lo que más se hace son centros pequeños para los nichos. Uno de claveles por ejemplo puede salir por unos 24 euros. En cuanto a los de panteón, la media de lo que anda llevando la gente ronda los 80 euros. El precio depende más que del tamaño del tipo de flor. Un centro pequeño de rosas es más caro que uno más grande de claveles», dicen desde Muskari.

«El nicho no da muchas opciones, hay que poner una tarrina pequeña y el centro tiene que ser plano por detrás. Por el contrario, el panteón da mucho juego. Hace unos años empezamos a hacer uno centros al suelo y la gente los pide cada vez más», dicen en Goilore. Aquí también se pueden encontrar centros «desde 20 euros. La gente está gastando una media de 35 euros para los nichos y sobre 80 para los panteones», afirma Cruz.

Las dos floristas coinciden en que la gente suele acudir con una idea sobre lo que quiere. «Normalmente la gente sabe lo que quiere. Hay algunos que son muy previsores, vienen con tiempo y teniéndolo claro. Hay otros, los menos, que llegan a última hora y les da un poco igual», mantiene Idoia Busca.

«Hay muchos que te dicen que le prepares lo mismo que el año pasado», apunta Begoña Cruz.

En Muskari este año lo más solicitado ha sido «el color rojo, tanto en clavel como en rosa». Los clientes de Goilore han preferido «los centros de flor variada con mezcla de color». Afrontar la festividad de Todos los Santos supone muchas horas de trabajo. «Las flores llegan en cajas y hay que sacarlas, limpiar, cortar, poner en agua, preparar las tarrinas con las esponjas y a partir de ahí crear los centros», explica Cruz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos