La Ertzaintza disuelve la marcha de la izquierda abertzale prohibida en Donostia

Los agentes detuvieron a dos personas y se produjeron diversos incidentes Los convocantes intentaron por dos veces seguir adelante con la movilización

JUANMA VELASCOSAN SEBASTIÁN.
Manifestantes muestran pancartas y se encaran a los agentes de la Ertzaintza, ayer en Donostia. /LOBO ALTUNA/
Manifestantes muestran pancartas y se encaran a los agentes de la Ertzaintza, ayer en Donostia. /LOBO ALTUNA

DV. Las calles de San Sebastián volvieron a ser escenario de incidentes coincidiendo con el arranque de las fiestas de Semana Grande. Agentes de la Ertzaintza detuvieron a dos personas al disolver una manifestación convocada por la izquierda abertzale y que había sido prohibida tanto por el departamento vasco de Interior como por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que ayer hizo público un auto. La marcha había sido convocada a las 18.30 horas en el Boulevard donostiarra, en sustitución de otra convocatoria, prevista a las cinco y media, que también había sido prohibida.

Una hora antes de esta segunda protesta, dotaciones de agentes antidisturbios de la Ertzaintza vigilaban los aledaños del Boulevard, en el primer gran despliegue de la Policía Autónoma contra una manifestación desde que el PSE-EE llegara al Gobierno Vasco. En el cielo, un helicóptero vigilaba la zona.

Bajo el lema (¡Stop al estado de excepción! ¡Euskal Herria tiene la palabra y la decisión!), los manifestantes comenzaron a congregarse en el Boulevard minutos antes de las 18.30 horas. Tras el paso de la tamborrada que iba a participar en el cañonazo festivo, centenares de personas alzaron ikurriñas y carteles, comenzaron a corear consignas en favor de la independencia e intentaron iniciar la manifestación sin pancarta de cabecera.

Carreras en la Parte Vieja

En ese momento, agentes antidisturbios de la Ertzaintza disolvieron a los concentrados, que se refugiaron en calles de la Parte Vieja. En grupos, los manifestantes siguieron lanzando consignas tales como «Estado español, estado terrorista».

La tensión fue 'in crescendo'. Agentes antidisturbios realizaron cargas y entraron en las calles de la Parte Vieja, donde se produjeron carreras con los manifestantes. La Ertzaintza detuvo a dos personas acusadas de corear gritos en favor de ETA, según Interior.

Pasada una hora, los agentes se retiraron parcialmente y los manifestantes aprovecharon para realizar un segundo intento de manifestación, que fue disuelta a la altura de la Avenida de la Libertad. Hasta bien entrada la tarde se mantuvieron varios focos de enfrentamientos. Según la Ertzain-tza, no hubo daños a la propiedad pública y privada. Otras fuentes señalaron que varias personas resultaron heridas leves.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos