Begino pega y Pablo conduce

Pasaron por encima de Irujo y un Beroiz que no pudo sujetar al zaguero de Auza La pareja de Asegarce disputará el martes la final del Torneo San Fermín

JOSEBA LEZETA| SAN SEBASTIÁN.
Pablo Berasaluze pega una cortada con Martínez de Irujo a la expectativa. /JONAN BASTERRA/
Pablo Berasaluze pega una cortada con Martínez de Irujo a la expectativa. /JONAN BASTERRA

DV. Pablo Berasaluze y Aritz Begino certificaron su pase a la final del Torneo San Fermín al derrotar 12-22 a Martínez de Irujo y Mikel Beroiz en el partido que puso el cierre al grupo A ayer en el Labrit. La pareja de Asegarce pasó literalmente por encima de sus rivales, favoritos para la cátedra.

Beroiz no pudo sujetar la pegada de un Begino desbocado. Ya el martes por la noche había brindado una sesión nocturna de sopapos que tuvo continuación en esta ocasión. Sacó a bailar su derecha y logró lo que ningún otro zaguero había conseguido hasta el momento, que Beroiz acusara la diferencia entre los teloneros y los estelares.

El chaval de Huarte no encontró la manera de contrarrestar aquellos zambombazos, dejó sin restar un par de saques de Berasaluze VIII y la doble B de Asegarce abrió brecha pronto. Del 2-1 se pasó al 3-15. Doce tantos de renta.

Pablo Berasaluze, de nuevo Don Pablo, condujo de maravilla a su zaguero. Le quitó los saques -entró cinco veces de sotamano a los envíos de Irujo-, le dejó las buenas, le animó, incluso le corrigió la posición... El berriztarra sabe que detrás tiene un automóvil de gran cilindrada y coge el volante con decisión. No lo suelta.

Precisamente una falta de saque de Pablo propició una reacción de Irujo. Rebasado por la derecha de Begino, el de Ibero apenas había podido entrar en juego hasta entonces. Tomó la responsabilidad. Pero desde lejos. Atrajo el juego a los cuatro primeros cuadros, donde Berasaluze demostró firmeza en defensa, y trató de mover a Begino. Pretendía que se sintiera incómodo.

Y lo consiguió en cierta medida ya que el de Auza comenzó a fallar. Tampoco tuvo suerte ya que estrelló un par de pelotazos en la chapa de arriba. Perdió seis pelotas.

Irujo y Beroiz se aproximaron a seis tantos en el 9-15 y el 11-17. Pero la diferencia era ya insalvable. Bastó que Begino cerrara el grifo de fallos para castigar de nuevo a Beroiz y encontrar el rumbo correcto al 22.

Berasaluze VIII y Begino no sólo han alcanzado la final. Si mantienen este nivel de juego, parecen inabordables para el resto.

Debut de Ladis Galarza

Por otro lado, Ladis Galarza, hijo del ex campeón manomanista del mismo nombre, debuta hoy con Aspe en el tercer partido del Labrit. Le apadrinará Asier Berasaluze ante Olaetxea y Eskudero. La intención de la empresa eibarresa es cederle a Garfe.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos