Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Tolosa Goierri

Beasain

La empresa Olaran ha bajado la persiana; al final los imponderables la han llevado al cierre. A Beasain le quedará el legado de parte de su flamante edificio racionalista, una de las obras maestras, en arquitectura industrial, diseñada por el modernista Florencio Mocoroa

05.07.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Adiós a la manufacturera 'Olaran'
La torre de Olaran es el icono del pabellón, que será para el municipio. /JUANTXO UNANUA
DV. Ha sido una mala noticia para Beasain, la empresa Manufacturas Olaran cerraba sus puertas para siempre. Y, con todo lo que ello conlleva para sus trabajadores -en este caso cerca de una decena-, que se han acogido a un ERE con despido (con una negociación entre medio). Al margen del personal de la empresa había otro colectivo que trabajaba allí por medio de una ETT.
Una mala noticia, como lo fue en su día el cierre de Hunolt S.A -empresa casi centenaria- y es que en este recién estrenado siglo ya son dos las empresas de renombre y que fueron punteras en su sector, que desaparecen del listado de actividad industrial de la villa.
El ayuntamiento, por unanimidad y tras el cierre de la empresa dejaba sin efecto las cláusulas del convenio firmado con esta empresa en las que se indica que Olaran había entrado en proceso de cese de actividad y liquidación por 'causas económicas'.
Muchas de las generaciones beasaindarras hemos conocido la empresa Manufacturas Olaran ubicada en el inicio del barrio de la Portería, con esa fachada gris-blanquecina y junto a ella el edificio -hoy abandonado, como para rodar una película de terror- en el que residieron sus trabajadores durante décadas, la mayoría llegados desde la factoría de An tzuola.
Un poco de historia
La historia de Manufacturas Olaran comienza en 1881, cuando Don Fernando Olaran funda esta tenería inicialmente llamada "Tenería Guipuzcoana" en Antzuola, núcleo curtidor por excelencia. Este precursor dota a la empresa de un carácter artesanal propio, recogido con acierto por su hijo, Juan, quien se hace cargo de la sociedad confiriéndole una mayor capacidad industrial, respetando siempre la nobleza y la tradición del artesano. Fue en 1939, cuando Juan Olaran traslada la actividad curtidora de la empresa beasaindarra a sus instalaciones recientemente cerradas.
Referente internacional
En el edificio de la Portería se fueron especializando en el segmento de la tapicería de hogar, de oficina y de automoción, convirtiéndose en una de las tenerías o manufacturerasde mayor prestigio internacional gracias a la incuestionable calidad de sus pieles.
Manufacturas Olaran siempre ha sido puntera en el sector apostando con tenacidad e intensidad por la innovación sobre su producto, la piel natural.
A inicios del siglo XXI quedaban muy pocas empresas curtidoras de piel y una de ellas era Olaran. Fue un referente a nivel internacional en la fabricación de piel para tapicería del hogar. Exportó a Francia, Alemania, Norteamérica y para destacadas marcas como la barcelonesa Valenti o la parisina Romeo. Además, también ha trabajado con pieles ignífugas para el sector aeronáutico, para aviones privados, sobre todo.
Un edificio racionalista
A lo largo de su existencia en Beasain, Manufacturas Olaran ha sido una empresa que no ha dado mucho que hablar. Fue a raíz de incluirla en la lista de edificios catalogados por sus líneas arquitectónicas ligadas directamente al racionalismo cuando más presente estuvo en conversaciones y tertulias.
Manufacturas Olaran es un edificio de hormigón armado construido en 1939 por el arquitecto Florencio Mocoroa. De planta rectangular según señalan los técnicos, «es un edificio con características de arquitectura industrial del periodo racionalista».
El edificio destaca -según se reseñas en documentos de edificios racionalistas- por su fachada principal, la de la calle Iturrioz. La definen como «un paño de fachada sobrio, un volumen compacto, elemental y contundente, con planta baja y dos alturas, más una tercera planta que no se percibe al estar retranqueada».
Tiene ausencia de ornamentación, en un único plano, con una serie regular de vanos (ventanas) apaisados en la planta baja y primera, donde predomina la horizontalidad y una gran regularidad y donde destaca la calidad del grafismo del logotipo frontal.
Como elemento de transición, se eleva una torre, la cual definen como un prisma rectangular esbelto, que sufre una fragmentación en su parte superior.
Destaca, asimismo, su organización interna en base a los dos patios modulados y simétricos.
Los materiales que fueron utilizados en la construcción son básicamente el hormigón armado y el vidrio además del revoco exterior blanco.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de Gipuzkoa
más videos [+]
Gipuzkoa
Vocento
SarenetRSS