Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Sociedad

AL DÍA

Barcelona estrena un sistema que reduce el límite máximo en función de la densidad de vehículos o del tiempo
16.01.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El Servicio Catalán de Tráfico (SCT) puso en funcionamiento a partir de las 6.30 horas de ayer el límite de velocidad variable en los accesos a Barcelona por la autovía de Castelldefels, la C-31; y la autopista del Garraf (Barcelona), la C-32, aunque no sancionará a los conductores si incumplen la medida hasta dentro de dos meses.
Se trata de la primera fase de implantación de un sistema que modificará la velocidad máxima permitida en función de la congestión, la contaminación, los accidentes y la meteorología. Se pondrá en marcha tras el verano en la B-23/AP-2, y en 2010 en los accesos norte de la ciudad.
En las carreteras donde ya se aplica el límite máximo de velocidad de 80 kilómetros por hora, como es el caso de la C-31 y la C-32, este límite se mantendrá vigente, aunque en las de la segunda corona en las que se empiece a utilizar la velocidad variable, el límite máximo puede bajar hasta 40 kilómetros por hora en casos de congestión.
En el caso de la C-31, el tramo donde se utilizará la señalización variable será el comprendido entre Castelldefels y la plaza Cerd de Barcelona -19,4 kilómetros- y en la C-32, entre Castelldefels y el Nus del Llobregat -14,3 kilómetros-.
El proyecto se enmarca dentro del Plan de Actuación 2008-2009 del Govern de mejora de la calidad del aire y tiene como objetivos, además de reducir la contaminación, disminuir las congestiones y la accidentalidad.
Polémica
La velocidad variable se estrenó con la polémica de si el Govern debe permitir la revisión al alza del límite máximo de velocidad cuando las condiciones de la vía permitan ir a más de 80 kilómetros por hora -por ejemplo de noche- tal y como reclama el RACC y otras entidades, así como CiU. El PP ha pedido que se suprima la zona 80.
En este sentido se pronunció el conseller de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal, que consideró que el SCT debería plantearse la posibilidad de aplicar la velocidad variable al alza, porque esta decisión sería bien recibida por todos.
Por su parte, el conseller de Interior, Relaciones Institucionales y Participación, Joan Saura, negó que haya debate en el seno del Govern y reiteró que la medida se mantendrá hasta que mejoren los indicadores de contaminación en Barcelona y su área metropolitana.
La aplicación de la medida ha supuesto la instalación de 175 señales luminosas en portales a cada kilómetro. EUROPA PRESS
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de Más actualidad
más videos [+]
Más actualidad
Vocento
SarenetRSS