Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Gente

GENTE

Tomar uvas, quemar muebles, vestir de rojo, echar agua a las puertas son algunos de los ritos
30.12.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La última noche del año tiene siempre algo de mágico y se presta a toda clase de conjuros y agüeros. Millones de latinoamericanos siguen la tradición española de tomar las 12 uvas al compás de las campanadas de la medianoche del 31 de diciembre, aunque hay multitud de supersticiones acordes con la idiosincrasia popular.
Los mexicanos antes o después de tomar las uvas barren la casa, de dentro a fuera, para dejarla limpia de impurezas de todo tipo. Otra forma de acabar con lo malo es someterlo al fuego purificador. Se queman muebles y ropas viejas en Perú, Honduras y Ecuador. Se escribe en papelitos lo indeseable y se introducen en un muñeco al que se prende fuego, como hacen los campesinos de Colombia.
El día de San Silvestre, los uruguayos tiran por la ventana los almanaques y calendarios. Para librarse de ese «pecado capital», las mujeres de Uruguay visten en Nochevieja alguna prenda roja. En Puerto Rico toman las 12 uvas y echan agua a la puerta de las casas. Y todavía hay quien dispara tiros al aire al son de las campanadas.
Comer una cucharada de lentejas en Nochevieja es una tradición en Chile, donde también está muy extendido el uso de ropa interior de color amarillo.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS