Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Viernes, 18 abril 2014

Alto Urola

LEGAZPI

El servicio de ayuda domiciliaria del Ayuntamiento de Legazpi (SAD) recibía ayer el certificado UNE-EN-ISO 9001-2000. Unas siglas que vienen a garantizar la calidad de un sistema que a día de hoy atiende a 111 familias legazpiarras

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El servicio de ayuda domiciliaria recibió ayer el ISO de gestión de la calidad
Auxiliares del servicio de atención domiciliaria de Legazpi, junto a Maite Lonbide, Erramun Uribeetxeberria y representantes de GSR. /LIMIA
DV. El servicio de ayuda domiciliaria del Ayuntamiento de Legazpi (SAD) recibía ayer el certificado UNE-EN-ISO 9001-2000. Unas siglas que vienen a garantizar la calidad de un sistema que a día de hoy atiende a 111 familias legazpiarras. La gestión del SAD fue contratada por el Ayuntamiento a GSR el 1 de enero del 2007, cumpliéndose ahora dos años de coordinación entre ambos.
La implicación y estabilidad de las 30 auxiliares que forman parte del SAD es una de las claves principales para la buena gestión del servicio. «Estas profesionales llevan trabajando muchísimos años en ello. Se trata de una plantilla de gran estabilidad, donde se procura que cada auxiliar esté el máximo de tiempo posible con la misma familia», explica la coordinadora del servicio de ayuda a domicilio Maite Lonbide. Ayer, representantes del Ayuntamiento y GSR -entre ellos el concejal de Bienestar Social Erramun Uribeetxeberria, el gestor de organización de GSR Jorge Morales y la propia Maite Lonbide- acudían al acto de entrega del certificado celebrado en el Centro de Día, con la presencia de las 30 auxiliares del SAD.
Mucho más que la limpieza
El servicio de ayuda domiciliaria ofrece una atención tanto diaria (de lunes a viernes) como de días alternos, dependiendo del estudio realizado en cada caso, pero siempre con un límite máximo de dos horas diarias. «Creo que se realiza una labor muy completa, no sólo en el aspecto de limpieza doméstica, sino en la compañía, apoyo y seguridad que la figura de la auxiliar ofrece tanto a los usuarios, como a sus familias», explica Maite Lonbide.
Esa relación cercana facilita la detección de cualquier cambio en la salud o el ánimo, pudiendo informar puntualmente de ello a los familiares. «Es un servicio muy bien compensado, porque con muy poco tiempo de trabajo, toda la familia se beneficia de él», explican desde el SAD. Hay bastantes casos en los que se atiende a matrimonios, madres con hijos e hijas y un buen número de personas de muy avanzada edad.
El servicio incluye la realización de las tareas domésticas y la atención personal como el aseo, el suministro de medicación o el control de comidas. Las auxiliares están especialmente formadas para el cuidado de los usuarios con demencias, casos de psicogeriatría o alzheimer, así como en los cuidados del propio cuidador, a base de técnicas como la musicoterapia, el yoga o el pilates. Actividades que se traducen después en una mejor calidad del servicio.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de Gipuzkoa
más videos [+]
Gipuzkoa
Vocento
SarenetRSS