Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Sábado, 26 julio 2014

Sociedad

XABIER IBARBURU, MÉDICO HOMEÓPATA

El homéopata donostiarra huye del uso de antibióticos y defiende la función de las anginas «durante toda la vida»
13.10.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«La mayoría de las extirpaciones de amígdalas son evitables»
Xabier Ibarburu./J. LUSA
Sostiene que «la única indicación de extirpación quirúrgica de las amígdalas es el cáncer». Lo aprendió en la Facultad de Medicina de Salamanca, donde se licenció el donostiarra Xabier Ibarburu, homeópata formado en Barcelona y seguidor de «las escuelas mexicana, argentina y europea».
- ¿Cree que hoy en día se abusa de los medicamentos en el tratamiento de las enfermedades ?
- Sí, pero no es mi opinión. Cuando Elena Salgado era ministra de Sanidad, nos envió una carta con estudios que reflejaban que, debido al abuso de antibióticos, estaban perdiendo eficacia. Pasteur, al final de su vida dijo que «el germen no es lo importante, lo importante es el terreno». El antibiótico lucha contra el germen, pero el germen puede mutar. Hay muchos procesos víricos en los que se usan antibióticos que no se deberían utilizar, como en la gripe.
- ¿Y en las amigdalitis?
- La mayor parte de las amigdalitis son víricas y el antibiótico sólo está indicado en las bacterianas. La diferencia es que cuando es el antibiótico el que ha conseguido vencer al germen, se acaba con la infección pero el organismo queda más vulnerable y con más posibilidad de que vuelva la enfermedad a los veinte días. Si recurrimos a un tratamiento homeopático, es la propia persona la que lucha contra el germen. Estimulamos sus defensas actuando sobre el terreno. Supera esa amigdalitis y prácticamente nunca hay que recurrir a la extirpación de las amígdalas.
- ¿Cuál es el tratamiento a seguir?
- Reposo. Hay que recordar que la fiebre no es la enfermedad. Es la defensa del organismo contra la infección. Cuando en un niño la fiebre llega a los 38º se produce una serie de sustancias que potencian la defensa. Son los leucocitos killer, las fuerzas especiales del organismo. Si bajamos la temperatura de la fiebre, desmovilizamos todas nuestras defensas. Ahora que los antibióticos son menos eficaces y que no hay tratamiento eficaz contra los procesos víricos, tenemos que recurrir a estimular las defensas del organismo y el principal tratamiento indirecto es conservar la fiebre dentro de parámetros que no hagan daño al organismo.
- ¿Es partidario de que se extirpen las amígdalas?
- En la facultad de Medicina de Salamanca, el catedrático de Medicina interna nos decía que la única indicación de extirpación quirúrgica es el cáncer de amígdalas, que es rarísimo. Hoy, no sólo estoy de acuerdo con esto sino que tengo armas terapéuticas que me permiten curar las amigdalitis sin extirpación.
- ¿Y por qué se extirpan?
- En el mundo anglosajón se pasó de extirpar el 85% al 2% porque se descubrió la importancia que tenían en la función defensiva del organismo. Las amígdalas son los cuarteles generales de los leucocitos, donde se acumulan nuestras defensas. La función más importante es en la infancia, pero permanece durante toda la vida. Existe una ignorancia sobre las consecuencias de la extirpación de amígdalas.
- ¿Qué consecuencias?
- Yo trato muchos pacientes a quienes se les ha extirpado las amígdalas y tienen faringitis crónica y una serie de secuelas que no hubiesen tenido si no se las hubieran extirpado. Lo interesante es tratarlo cuando es fácil, porque hay momentos en que igual no hay otra alternativa. En 28 años que llevo trabajando he podido evitar las extirpaciones de amígdalas en todos los casos que he tratado. Creo que en el 99% de los casos las extirpaciones son evitables con un tratamiento correcto, sin usar antibióticos.
- ¿Cuál es el tratamiento homeopático?
- Belladona -un medicamento de una planta- o mercurio solubilis se utilizan mucho en tratamientos de anginas. No tienen efectos secundarios, ni contraindicación y estimulan las defensas contra la enfermedad. Consiguen la curación. Realmente, el tratamiento que hacemos es individualizado, de acuerdo con la constitución física y psíquica de la persona.
- De momento, en nuestro país la homeopatía y la Sanidad pública están divorciadas...
- Cosa que no sucede a 20 kilómetros de aquí. En Francia la sanidad reembolsa parte de la consulta y subvenciona medicamentos homeopáticos. En Alemania está dentro del sistema sanitario...
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de Más actualidad
más videos [+]
Más actualidad
Vocento
SarenetRSS