Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Lunes, 22 septiembre 2014

Gipuzkoa

FERNANDO VIDAUR NEFRÓLOGO EN DONOSTIA

El médico advierte de que algunas donaciones pueden encubrir una actividad mercantil

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«Hay un auge del trasplante de riñón de donante vivo en Gipuzkoa»
El nefrólogo Fernando Vidaur./ MICHELENA
Recibir un riñón de un donante vivo en vez del de uno cadáver es una opción a la que cada vez recurren más enfermos renales. Aunque aún es una operación infrecuente en Gipuzkoa, el nefrólogo donostiarra Fernando Vidaur adelanta que este tipo de trasplante «irá creciendo» en el territorio. A la vez, advierte sobre los posibles riesgos que puede conllevar si no se realiza «siguiendo todos los pasos».
- En EE UU donar un riñón 'entre vivos' es ya frecuente. ¿Por qué se hacen tan pocas donaciones de este tipo en España?
- Porque prácticamente lideramos la actividad de trasplante renal de cadáver, a diferencia de EE UU y de países como Suecia, Dinamarca o Noruega, que han tenido que optar por la donación de vivo dada la escasa cifra de donaciones de órganos existente.
- ¿Y a qué se debe el aumento de los trasplantes de vivo en España?
- A que, aunque la actividad de trasplante renal de cadáver es óptima, evidentemente no cubre todas las expectativas de trasplantes. Por eso, últimamente la comunidad nefrológica se está sensibilizando hacia la posibilidad de realizar el trasplante renal partiendo de una persona viva.
- ¿Se hace este tipo de operación en Euskadi?
- Sí, desde hace año y pico, pero las cifras de trasplantados son aún escasas. Lógicamente, este tipo de intervención irá creciendo.
- ¿Y se practican en Osakidetza?
- ¿Es mejor el trasplante de una persona viva que de una muerta?
- El trasplante de vivo es un tratamiento muy bueno. La supervivencia del trasplantado que ha recibido un riñón de un vivo en relación con el que ha recibido el riñón de un cadáver puede ser incluso algo mayor, aunque no hay estadísticas suficientes como para poder afirmarlo.
- Similar. Alrededor de 30.000 euros.
- ¿Y qué problema habría por realizar este tipo de trasplante?
- Que, evidentemente, hay que quitarle el riñón a una persona viva.
- ¿Existen complicaciones?
- La técnica está muy avanzada y la intervención tiene un índice de complicaciones inferior al 2%. Pero se requiere un estudio exquisito del donante, de forma que se tenga la seguridad absoluta de que quitarle el riñón no va a desencadenar ningún problema físico.
- ¿Qué clase de estudio?
- Aparte de una valoración médica, hay que realizar una valoración psiquiátrica, por si hubiera algún condicionante que, por ejemplo, provoque un arrepentimiento posterior por haber perdido el riñón. También se le hace al receptor. Existen diversas pruebas y exploraciones tanto físicas como mentales. En nuestro país, las premisas para realizar esta intervención son muy importantes: la seguridad en la donación, que no existan complicaciones posteriores, y que, con ella, no haya mercantilismo, no se encubra una actividad mercantil.
-¿Quién permite finalmente que se lleve a cabo?
- Al final de todo está el juez, que es quien valora y certifica si la donación es correcta, altruista, lógica, de una persona afín...
- De una persona afín...
- Que exista un parentesco, preferiblemente. En Estados Unidos, llama un poco la atención que un amigo, un vecino 'que me quiere mucho', me dé un riñón. Que puede ocurrir, claro, y es fantástico, pero en cierta medida hay veces que hace pensar que pueda existir una remuneración económica por detrás. Aquí, este aspecto se trata con un rigor exquisito para que no ocurra.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de Gipuzkoa
más videos [+]
Gipuzkoa
Vocento
SarenetRSS