Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 23 abril 2014

Gipuzkoa

DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN, ACCESIBILIDAD

04.09.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Expropiación para poner ascensores
El portal 25 y el local afectado, en la calle 31 de Agosto. /J.M. LÓPEZ
DV. Los edificios están ubicados en dos calles históricas de la ciudad, en Narrica 27 y en Fuenterrabía 14. Y son los dos primeros que van a conseguir un ascensor para sus vecinos con una expropiación de metros del comercio colindante, ante la imposibilidad de hacerlo sólo con las dimensiones del portales la primera vez que la nueva normativa, que permite que el Ayuntamiento se persone a favor de una comunidad de vecinos, se aplica para favorecer la accesibilidad. Y los dos primeros casos en los que el Ayuntamiento, (mañana aprobará oficialmente esta iniciativa), inicia el proceso de expropiación.
Eso sí, según recuerda el concejal de Urbanismo, Jorge Letamendía, la primera consecuencia de la aprobación de la norma que permite llegar a este punto fue el acuerdo al que llegó un comercio con la comunidad de vecinos en la plaza de la Constitución. «Pasaba el tiempo y no llegaban a ningún acuerdo, pero la aprobación de la ordenanza hizo que el propietario del local optara por el convenio y por no entrar en los trámites de la expropiación, con lo que hubo menos complicaciones y los vecinos han podido disfrutar de su ascensor en menos tiempo».
No es el caso de los dos expedientes de expropiación que se inician y que suponen un claro precedente para este tipo de conflictos. Tanto en el caso de Narrica 27 como en el de Fuenterrabía 14, los trámites municipales han concluido y las alegaciones de las dos tiendas afectadas, una textil con propietario y arrendatario y la otra, la conocida firma Benetton, han sido desestimadas.
En el de la calle Fuenterrabía, se trata de ocupar 4,74 metros cuadrados de local comercial en la planta baja y 2,66 metros cuadrados más en el sótano.
Imprescindible
La primera condición para que pueda iniciarse el expediente expropetario es que en la comunidad viva una persona de setenta años o más o que uno de los vecinos tenga una minusvalía motriz.
Una vez cumplida esta exigencia inicial, la comunidad de vecinos que se encuentra con que las dimensiones de su portal no son aptas para un ascensor y que necesita metros cuadrados del bajo, envía el proyecto al Ayuntamiento. Éste, sin llegar a abrirlo, se lo envía a la tienda o negocio implicados, que puede elaborar alternativas. Ambas, las de vecinos y las del local comercial, serán analizadas por los técnicos municipales, en lo que Letamendía considera el punto más complicado de todo el proceso. «Se toma una decisión salomónica a favor de la alternativa que solvente los problemas de accesibilidad de esa comunidad. Y que interfiera lo mínimo en el comercio afectado».
Se concede la licencia para la construcción del elevador a la comunidad y se da un plazo de dos meses para que las dos partes implicadas lleguen a un acuerdo que, insiste Letamendía, «es lo deseable para todos».
El proceso será ahora más corto y será el jurado expropiador el que ponga precio a los metros que se van a exigir de los locales comerciales. Las obras podrán comenzar en ambas comunidades una vez que se fije este precio.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de Gipuzkoa
más videos [+]
Gipuzkoa
Vocento
SarenetRSS