Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Portada

ÚLTIMA

Se instala en la plaza de Elizondo, en el Baztan, la primera máquina que expende leche de caserío pasteurizada, a 1 euro el litro
14.08.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Leche fresca de máquina
Una mujer compra un litro de leche en la nueva máquina de Elizondo./ DEL CASTILLO
U na máquina que expende leche de vaca. Ésa es la sorpresa que se han encontrado muchas personas en la plaza del mercado de Elizondo, donde en lugar de toparse con un vending de refrescos o aperitivos, han visto una máquina con la indicación italiana Fiordilatte que ofrecía leche de vaca pasteurizada.
Pero no es una empresa italiana la que promueve esta iniciativa sino una idea de la explotación ganadera Jauregia de Aniz, de la familia Azkarate.
Dicha familia se planteó transformar parte de su producción de leche de vaca hace años, y en 2004 comenzaron a comercializar quesos y yogures. Hace aproximadamente un año, en un viaje que realizaron a Italia para conocer casas rurales y agroturismo vieron estas máquinas. «Funcionan desde hace años en Italia y Suiza y nos pareció una buena idea para completar nuestra oferta con el excedente de leche de teníamos», comentaba ayer Mikel Azkarate.
Para poner en marcha la iniciativa han precisado meses de papeleo, porque no existe ninguna otra máquina en todo el Estado y se generaban muchas dudas...
«La idea ha sido acogida muy bien. A la gente le ha gustado mucho porque hay personas mayores que añoran aquel sabor de la leche de siempre; no les gusta la leche en caja. Y los matrimonios jóvenes desean que sus hijos la tomen de calidad».
La máquina contiene 300 litros. «Es leche de vacas de nuestro caserío que ha sido pasteurizada y luego mantenida a cuatro grados. La reponemos cada dos días. La garantía sanitaria es total, la leche sale fresquita, a cuatro grados. Tanto que algunos se la tomaban en el momento como si fuera un refresco», comentaba Mikel.
El funcionamiento es sencillo. Lo ideal es que cada uno lleve su propio recipiente, pero en caso contrario, por 50 céntimos, se puede obtener uno de un litro de plástico o cristal que sirve para otras ocasiones. A continuación se inserta un euro (precio para un litro de leche) y se coloca la botella, algo inclinada para que no se produzca espuma. Al pulsar un botón, la leche comienza a salir.
Ante la atenta mirada de los vecinos, ayer mostraban el funcionamiento y muchos se animaban a adquirir un litro. La máquina expendedora es italiana pero se han colocado las instrucciones en castellano y euskera.
«En principio pensamos que puede tener éxito, ya que en Baztan, como en otras muchas localidades, hasta hace no muchos años se acudía a los caseríos a comprar la leche con las pitxerras. Ésta es otra manera, pero el producto es el mismo: leche de caserío, aunque pasteurizada».
«La inversión ha sido importante, porque hemos tenido que montar otra pasteurizadora además de la que teníamos para hacer los quesos. Pero esperamos que la cosa funcione. Si es así, nos plantearíamos montar otras másquinas en distintas localicades. Ya veremos cómo resulta».
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS