Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Más Deportes

CARRERAS DE CABALLOS

Guillermo Ochoa, preparador y responsable del hipódromo donostiarra, asegura que la pista está como nunca. «Ninguna de las caídas se debió a las condiciones de la hierba».

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«La altura de la hierba es sólo estética, el trabajo del césped está en la raíz»
Jockeys y caballos sufrieron las duras condiciones de una hierba castigada por la lluvia. /JOSÉ MARI LÓPEZ
DV. El hipódromo donostiarra, que este año celebra su cuarenta Copa de Oro, vio cómo se suspendía la última carrera de su jornada inaugural. Fue por decisión de los Comisarios, atendiendo la petición de los jockeys , considerando que la pista estaba «resbaladiza» y peligrosa. Para tomar tal decisión, los Comisarios se reunieron, según reza el acta por ellos redactada, con el equipo directivo del hipódromo.
La decisión arbitral, según el acta, llegó tras comprobar que la pista, «peligrosa» según reconocía el propio responsable de su mantenimiento, aún mantenía agua no asimilada y cuando «a lo largo de la jornada» se había producido «la caída de cinco caballos teniendo que ser atendidos dos jockeys a causa de los resbalones».
Guillermo Ochoa, preparador y responsable desde enero de las pistas del hipódromo, niega la mayor en conversación con DV. «Ninguna de las caídas del domingo, y ahí está el vídeo, se debió al estado de la pista. Urederra, una potra de dos años debutante, tropieza ella sola en la primera carrera de su vida y cae. Lo mismo le pasó a Ministro, que tropieza y cae de manos en la cuarta. Magique City se rompe en pleno esfuerzo».
Ochoa califica como «excelente» el estado de la pista. «Nunca ha estado como ahora, así te lo pueden ratificar todos los preparadores a los que preguntes».
Del estado del verde lasartearra se ocupa Laziturri, una empresa especializada en césped deportivo, siguiendo las pautas que les han aconsejado en otros hipódromos con una climatología semejante a la guipuzcoana.
Hierba demasiado corta
La posible causa del estado de la hierba tras la lluvia de la víspera fue, según algunos, lo exagerado de su corte. Ochoa lo razona. «El verdadero trabajo en el cuidado del césped esta en la raíz, la altura es sólo estética. Desde su raíz, debe medir entre ocho y doce centímetros. El domingo medía doce. Si la sensación era de estar demasiado corta era por tupida. Se deja más alta para tapar huellas».
Ochoa entiende que la pista estaba más peligrosa de lo normal en un deporte que siempre es de riesgo por el agua caída. «Lógicamente. Cayó el diluvio. Pero lo que hay que hacer es montar con más cautela y galopar más despacio».
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Consigue el 11 ideal de la Real Sociedad
Vocento
SarenetRSS