Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Viernes, 19 septiembre 2014

Sociedad

ALEJO AVELLO DIRECTOR DE TECNUN Y DEL CEIT PROYECTOS BOLONIA FINANCIACIÓN SALIDAS LABORALES NUEVO MINISTERIO

06.07.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«Queremos atraer a más mujeres a las titulaciones tecnológicas»
El nuevo director de Tecnun, Alejo Avello, también está al frente del CEIT. /JUANJO AYGÜES
No es casualidad que el nuevo director de Tecnun, Alejo Avello, esté también al frente del Centro de Estudios e Investigaciones Técnicas de Gipuzkoa (CEIT). Con su nombramiento, la Escuela Superior de Ingenieros de la Universidad de Navarra quiere revitalizar esa unión entre la enseñanza y la investigación, reforzar la seña de identidad de la escuela para seguir atrayendo a nuevos alumnos en unos momentos en los que bajan las matriculaciones de forma generalizada. «El reto principal es hacer de la escuela un referente europeo de educación e investigación en Ingeniería», dice Avello.
- ¿Qué herencia recibe?
- Heredo una escuela estupenda, en marcha, con mucho prestigio. Es una situación privilegiada desde la que continuar con el proyecto y enfrentarse a nuevos retos.
- Su persona encarna la unión entre la investigación y la enseñanza. ¿En esta nueva etapa se quiere subrayar esa fusión?
- No es una novedad. En realidad es volver a los orígenes. En los once primeros años del CEIT, desde 1982, la escuela y el centro tuvieron al mismo director, José María Bastero. Fue a partir de 1993 cuando se vio más conveniente tener un director para la parte docente y otro para la parte investigadora. Aunque en realidad esa vinculación ha existido siempre. Se trata de dos instituciones con un único proyecto, el de unir la investigación y la docencia.
- Hablaba de los retos. ¿Están preparados para el plan Bolonia?
- El reto principal es convertir a Tecnun en un referente europeo de educación e investigación en Ingeniería. Bolonia se plantea como una oportunidad para dar un paso adelante en esa dirección.
- ¿Cree que Bolonia apuesta por la excelencia o existe el riesgo de que la convergencia homogeneíce a los alumnos?
- Ese miedo no está incluido entre las ideas que movilizan el proceso de Bolonia. Yo diría que el problema atañe más al sistema universitario español y también al resto del sistema educativo que busca más la homogeneización del alumno, huye de las elites y de la excelencia. Es un concepto absurdo, ineficaz desde todos los puntos de vista.
- Ha habido quejas por el retraso de la convergencia. ¿Las titulaciones técnicas lo están teniendo más difícil?
- Bolonia está presentando un problema muy complejo, especialmente en el ámbito de la Ingeniería. Aprovechando el proceso de Bolonia, en España se ha hecho una reforma completa del mapa universitario que no venía explícito en Bolonia. En el caso de las ingenierías aparece un problema añadido. La ley española otorga a los ingenieros unas competencias concretas. Cuando uno obtiene el título de ingeniero técnico o superior, tiene la facultad de firma, de dar validez legal a los proyectos. Ahora, con Bolonia esto causa un problema, porque en otros países no está regulado de igual forma. Y de momento no sabemos cómo se va a resolver en España. El decreto se espera para las próximas semanas. El Gobierno va muy tarde en esa definición.
- Con el descenso generalizado de matriculaciones, ¿cómo compite una universidad privada para seguir atrayendo a nuevos alumnos?
- En términos globales, la escuela se ha defendido bien. Tenemos una capacidad bastante alta de atraer a alumnos de otros territorios, comunidades autónomas e incluso de otros países. En este momento, el 40% de los alumnos son de fuera de Gipuzkoa. La segunda línea que tenemos que trabajar es la incorporación de las mujeres al mundo de las tecnologías. En las ingenierías las mujeres representan entre el 20 y 30% -en Tecnun, el 28%-. Tenemos un margen de crecimiento, especialmente en aquellas ingenierías orientadas hacia la empresa. Tecnun, además, está estudiando la implantación de una Ingeniería biomédica para el 2010-2011.
- ¿Las carreras tecnológicas y las ingenierías han perdido peso dentro dentro de las preferencias de los alumnos?
- Lo cierto es que nos preocupa que las carreras tecnológicas, dentro de ellas también las ingenierías, están en un ligero declive. Probablemente esto cambiará, porque tiene que ver con el ciclo económico, en donde los modelos de éxito han estado unidos a la empresa, de ahí el boom de Empresariales, y a las inmobiliarias. Ahora, la industria será el bastión principal para combatir la crisis, porque la resistirá mejor. Eso reforzará la utilidad y la intemporalidad de las ingenierías.
Alta tasa de empleo
- ¿Sigue siendo una carrera con buenas salidas laborales?
- El año pasado se recibieron en Tecnun más de 600 ofertas de trabajo para 200 alumnos. Las empresas tienen serios problemas para contratar a ingenieros y los ingenieros están en inmejorables condiciones de elegir su destino, tipo de empresa, localización geográfica...
- Ha citado la crisis, ¿el hecho de ser una universidad de pago puede suponer una rémora para los alumnos?
- No lo hemos notado hasta la fecha. Pero es un hecho que nos preocupa. Nuestra impresión es que las familias priorizan bastante la educación, que quienes deciden venir aquí lo hacen asumiendo un coste importante a favor de la formación de los hijos. Por otro lado, Tecnun y la Universidad de la Navarra tienen la prioridad de que nadie se quede sin estudiar con nosotros por falta de recursos económicos. Buscamos becas, créditos a devolver cuando se terminen la carrera y otros recursos.
- Tecnun hace pruebas de selección propias. ¿Están en contra de la Selectividad?
- La Selectividad es una prueba que ha perdido sentido. Una prueba selectiva que no selecciona no sé para qué tiene lugar. Una selectividad hecha así es mejor quitarla. La verdadera prueba de entrada son los exámenes de ingreso de las universidades o las notas de corte que se pueden establecer igual con los resultados del Bachillerato. Además, los alumnos extranjeros se encuentran con una barrera añadida innecesaria.
- ¿Las universidades necesitan mayor autonomía?
- Sí, sin duda. La Universidad de Navarra tiene alto grado de autonomía. A lo que sí habría que darle la vuelta es a los modelos de financiación de la universidad. En la educación escolar coexiste de forma normal la educación pública, la privada y la concertada. Pero en España no hay universidades concertadas, cuando las universidades privadas están ofreciendo un servicio público a los ciudadanos, con gran aceptación. Parece razonable que puesto que el derecho a la educación universitaria es de los ciudadanos, que los ciudadanos se beneficien de ir a una universidad privada, que reciban algún tipo de deducción.
- ¿Ayudará que tengamos un nuevo Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación que se hace cargo de las universidades?
- Puede ser bueno si se hace bien y malo si se hace mal. Lo que no es bueno es que hayamos pasado en cuatro años de tener un Ministerio de Ciencia y Tecnología, a quitarlo, a volver a dar las competencias a Educación e Industria, y luego volver a quitarlo y devolverlas a Ciencia. La educación y la ciencia son apuestas a largo plaza y por ello tienen que ser objeto de pactos de estado, con estabilidad en el tiempo, que no sea objeto de cambios de legislatura o incluso de un mismo gobierno.
aldaz
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de Más actualidad
más videos [+]
Más actualidad
Vocento
SarenetRSS