Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 30 julio 2014

Cultura

CULTURA
«Eran grupos nómadas no muy grandes que obtenían recursos en un radio de unos diez kilómetros»
06.05.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«Eran grupos nómadas no muy grandes que obtenían recursos en un radio de unos diez kilómetros»
- 2.000 piezas, ¿no son muchas piezas?
- No son pocas... Lo son comparando con las 20.000 que se recuperaron en Isturitz [Baja Navarra], una cueva enorme con ocupaciones muy insistentes, pero se acercan a las 3.000 de Aitzbitarte, en Landarbaso, a pocos kilómetros de Ametzagaina. En ambas cuevas se han encontrado vestigios de ese período, al igual que en la de Amalda, en Zestoa, o en el yacimiento al aire libre de Irikaitz, en Zestoa igualmente, que también contiene niveles mucho más antiguos, anteriores al homo sapiens.
- En ese contexto, ¿cuál es la principal peculiaridad del yacimiento de Ametzagaina?
-El hecho de ser un yacimiento al aire libre le añade mucho interés, ya que no se conocen muchos yacimientos de esas características. Es el segundo que conocemos en Gipuzkoa tras Irikaitz, y también son escasos en toda la cornisa cantábrica. Sabemos que tenía que haber yacimientos al aire libre, pero no son fáciles de localizar porque, al contrario de lo que ocurre en las cuevas, los materiales se deterioran y dispersan con más facilidad. En este caso, además, está situado en una loma muy expuesta, muy erosiva.
- ¿Qué dejaron en esa loma hace más de 20.000 años?
- 2.000 fragmentos de piedra, la práctica totalidad de ellos de sílex, que en un 15% son piezas terminadas.
- ¿Qué tipo de piezas?
- Hay objetos y diseños distintos para cumplir funciones específicas. Buriles para rayar y acanalar piedra, madera y hueso; raspadores para el curtido de pieles o para ser utilizados como cepillo para la madera; instrumentos cortantes para diversos usos...
- ¿Y el 85% restante?
- Restos de la producción... Las piezas se producían en el mismo asentamiento, y por lo tanto han quedado vestigios de todas las fases de la cadena operativa, tanto los instrumentos terminados que eran el objeto de la producción como los restos procedentes de la transformación. Hay restos de sílex correspondientes a todas las operaciones que se realizaban en el asentamiento.
- ¿Qué sabemos sobre sus ocupantes?
- Creemos que eran comunidades nómadas que se desplazaban, siguiendo un patrón estacional, persiguiendo manadas de animales y buscando los recursos que necesitaban para sobrevivir. Eran comunidades completas, pero no muy numerosas, sino grupos medianos, tipo banda, de unos 20 o 30 individuos de todas las edades. No eran suficientes para la procreación, por lo que tenían contactos con otras comunidades similares. Ocupaban las cuevas, y también se establecían en asentamientos al aire libre. Cada vez que se asentaban en un lugar explotaban un radio de unos diez kilómetros.
- ¿Qué puede aportar al conocimiento de aquellas comunidades el yacimiento de Ametzagaina?
- Como nosotros no tenemos un Atapuerca que lo explique todo, lo principal de este yacimiento, como de todos los restantes, es que suma datos a lo que ya sabemos. Cuantos más sean, cuanto más variados, mucho mejor.
- De momento, es el yacimiento más antiguo de San Sebastián.
- Es el más antiguo de los que conocemos, pero estamos tras la pista de restos más antiguos. San Sebastián, por sus características, es una zona ocupada desde muy antiguo y con un potencial muy alto, pero también es verdad que es la más machacada urbanísticamente...
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de Cultura
más videos [+]
Cultura
Vocento
SarenetRSS