Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 23 abril 2014

Internacional

MUNDO
Un hombre encarcelado en 1980 en Dallas queda libre gracias a una prueba de ADN
01.05.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Un hombre encarcelado en 1980 en Dallas queda libre gracias a una prueba de ADN
James Lee Woodard. [AP]
DALLAS. Un tribunal de Dallas decretó ayer la excarcelación de un hombre que llevaba 27 años de prisión después de que las pruebas de ADN demostraran que era inocente de los delitos de violación y asesinato de su novia, por los que había sido condenado a cadena perpetua.
James Lee Woodard, de 55 años, es el preso liberado gracias a las pruebas de ADN que más tiempo ha pasado en la cárcel en la historia de Estados Unidos. También se trata de la décimo octava persona excarcelada en el condado de Dallas gracias a estos análisis, según Innocence Project, un centro legal de Nueva York especializado en los errores judiciales graves.
Woodard fue arrestado por la Policía en el año 1980 acusado de violar y estrangular presuntamente a su novia de 21 años cerca del río Trinity, en el condado de Dallas. Un año después fue declarado culpable y condenado a cadena perpetua en base al testimonio que prestaron en el juicio dos testigos de cargo. Nada más conocer la sentencia condenatoria y a lo largo de los más de veinte años que ha permanecido en prisión, Woodard ha defendido su inocencia.
En estos años ha presentado seis apelaciones y ha reclamado insistentemente que le fueran practicadas pruebas de ADN. Ahora se ha demostrado que los restos de semen encontrados en el cadáver de la joven no coincidían con los de Woodard. «No hay palabras para expresar la trágica historia que ha tenido que soportar», le dijo el juez a Woodard.
Nada más conocerse la decisión judicial que dejaba en libertad a Woodard varias decenas de personas se concentraron a la entrada de la corte de Dallas para celebrar la salida de prisión del hombre. Varios medios locales del Estado de Texas también se congregaron ante la expectación que había despertado la excarcelación.
Tras abandonar el juzgado, Woodard no pudo reprimir su emoción. «Lo primero que voy a hacer es respirar aire libre y fresco». Declaró a los periodistas que «gracias a Dios, existe Innocence Project. Sin ellos, no sería libre, me habría podrido en la prisión». Además, admitió que una vez abandonada la prisión se encontraba un poco confundido y que veía su futuro lleno de incertidumbres. Subrayó que el Dallas que el conoció ya no existe, ya que la última vez que recorrió sus calles fue hace 27 años.
El caso de James Lee Woodard llama llama la atención sobre los problemas del sistema judicial del condado de Dallas, duramente criticado por sus supuestos criterios racistas a la hora de fallar los veredictos. Woodard es de raza negra, un dato muy habitual en los casos de errores judiciales tanto en Dallas como en todo el país.
El senador por Texas Rodney Ellis, citado por Innocence Project, anunció ayer que el próximo día 8 se celebrará en la capital del Estado, Austin, una cumbre para determinar las causas de los errores judiciales en Texas. AGENCIAS
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de Internacional
más videos [+]
Internacional
Vocento
SarenetRSS