Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Cultura

CULTURA
«Supongo que soy una artista mediterránea»

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«Supongo que soy una artista mediterránea»
La cantante griega Eleftheria Arvanitaki cantará mañana por segunda vez en Donostia. [KAI FÖRSTERLING]
SAN SEBASTIÁN. DV. Es cantante de dulce y variable voz, morénamente espigada, convertida prácticamente en la artista más conocida de las nuevas generaciones griegas. Eleftheria Arvanitaki acumula una amplia andadura artística; empezó en la canción de su país llamada rebética y ha hollado otros estilos, desde las influencias mediterráneos a los esquemas pop.
Regresa mañana a Donostia, donde debutó en octubre de 2000, en la Sala de Cámara del Kursaal que prácticamente llenó. Coqueta, ha preguntado cómo salió vestida aquella noche para no repetirse. Como lo hizo de oscuro, parece que mañana vestirá más claro. No hay disco nuevo, de momento, así que la chica del Pireo explica que interpretará «algunas canciones de mi repertorio más reciente y otros temas más antiguos, que llevo años cantando porque han sido éxito».
Matiza que esta no es su segunda visita donostiarra: «En realidad es mi tercera. La primera vez vine a conocer la tierra de Cruz y Mikel, mis agentes de la promotora Syntorama. Es sin duda una de las ciudades más hermosas que he visto nunca. La segunda vez vine a cantar. Tengo muchos recuerdos: los bares, la comida..., es algo único. Siento que conozco a los vascos, porque conozco su historia y su forma de ser; no olvidéis que siempre que vengo de gira por aquí estoy rodeada de vascos».
Las canciones futuras son parte de un proyecto que graba con el productor latino Javier Limón, curiosa conexión greco-andaluza. «El encuentro fue peculiar. Su manager trabaja con una amiga mía, vino a uno de mis conciertos y le pasó un disco a Limón. Le gustó, surgió el proyecto de trabajar juntos, y llevamos dos años reuniendo canciones y dándoles forma».
Así que podríamos ver a la dama helénica soltarse por rumbas: «No estoy tan segura, las melodías no son españolas, sino griegas. Limón estuvo conmigo en Grecia, escuchando música griega, creo que será algo diferente, algo único». Aclarado, la morena ateniense no se saldrá de sus raíces cantoras rebéticas. «La rebética es un género musical que crearon los refugiados griegos que vivían en Asia Menor -hoy Turquía-, cuando tras siglos viviendo allí, fueron expulsados, hacia 1920. Trataron de integrarse en Grecia, lo que les resulta complicado y la rebética nació como expresión de sus dificultades, pasiones, deseos y sueños. Estuvo prohibida, pero en los 80 un grupo de intelectuales consiguió volver a sacarla a la luz. Afortunadamente, yo participé de ese momento y de ese movimiento».
Pero ha llovido mucho desde entonces y gran parte de su repertorio es puramente pop: «Canté rebética durante años, y ha seguido siempre en mi repertorio. Pero desde que dejé Opisthodromiki Kompania, primera banda con la que canté como intérprete, mis discos han tenido también influencias de las ricas y diversas raíces de la música tradicional de mi país».
El folclore popular griego se introdujo en Europa en los 60 de la mano de artistas como Mikis Theodorakis, Irene Papas, Melina Mercouri... Elefhteria recuerda aquellas importantes influencias. «Por supuesto. Sobre todo Mikis Theodorakis y Manos Hatsidakis, maestros indiscutibles, las puntas del iceberg de nuestra música desde los años 60».
En su colección de discos, la intérprete de Dinata, ha entrado en influencias orientales o arábigo-balcánicas. ¿Se le puede llamar artista mediterránea. «No lo sé realmente; suelo decir que sí. Turcos, españoles, franceses, italianos..., cada cual tiene su cultura, sus características, pero con influencias entre sí, algunas evidentes, otras no. Esas culturas llevan siglos mezclándose, adaptándose esas influencias. Supongo que soy una artista mediterránea. Reconozco esas y otras influencias, como la música anglosajona. Parto de mi cultura, de la riqueza musical de mi país, de las culturas de alrededor, como la armenia, y me dejo empapar por la música occidental».
¿Y cómo aguante el folk griego la presión occidentalizada? «Hoy en día tiene una gran fuerza e importancia en Grecia. También el pop internacional tiene un espacio muy grande. Pero las canciones y danzas antiguas se viven y se sienten como hace siglos. Las grandes fiestas de los pequeños pueblos están igual de vivas».
Eleftheria ha hecho versiones de canciones compuestas por muy diferentes artistas, desde Dulce Pontes a Ismael Lo o el rockero Nick Cave, ¿se animará a hacer flamenco en el próximo disco, con Javier Limón de productor? «No sé (se ríe). Intentaré cantar algo en español, espero que correctamente, son dos lenguas con gran parecido fonético; los españoles que hablan griego lo pronuncian muy bien. Espero que no sea muy complicado. Pero, de momento, dejémoslo en una posible sorpresa!».
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de Cultura
más videos [+]
Cultura
Vocento
SarenetRSS