Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Local

Estás en: diariovasco.com > Local
DONOSTIA
'Pirámides' humanas de siete alturas en el Antiguo

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
'Pirámides' humanas de siete alturas en el Antiguo
La 'anxeneta' corona uno de los castellers. [JOSE MARI LÓPEZ]
san sebastián. DV. Una abarrotada Plaza de Gascuña aguardaba a mediodía de ayer la visita de los 150 componentes de la Colla Marrecs que, procedente de la localidad gerundense de Salt, se disponía a ofrecer un espectáculo de castellers en El Antiguo. Su actuación, incluida en el marco de una jornada de hermanamiento cultural entre el País Vasco y Cataluña, lograba atraer a varios centenares de personas ansiosas por presenciar el modo en que se erigen esos castillos humanos que exigen de músculos de acero y auténtica solidaridad.
«Todo se basa en la confianza en los compañeros», confesaba una joven integrante del grupo antes de tomar posiciones en la piña o base de la construcción sobre la que habrían de elevarse hasta siete alturas. Brazos en alto y manos entrelazadas se convertían en los cimientos de una pirámide por la que trepaba con sorprendente agilidad Aina, la niña de 8 años de edad elegida anxeneta, la encargada de coronar la torre.
«¡Fíjate cómo sube!» «Es increíble. Yo no sería capaz», comentaban los espectadores. Y su asombro se transformaba en aplauso cuando la pequeña llegaba a lo más alto. «Aunque ella sea la anxeneta -la palabra carece de traducción-, nadie se lleva el mérito. En los castellers todos son protagonistas por igual», comentaba la madre de Aina, mientras una nueva torre tomaba forma bajo la dirección de Baltasar Bosch.
Tras dos intentos fallidos, conseguían poner en pie un castillo de cuatro pilares que, con su descenso, dejaba al descubierto, en el interior, una torre de cuatro personas, una sobre otra. La sorpresa era recibida con un nuevo aplauso que se repitió con cada una de las seis coronaciones logradas por Aina.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de Gipuzkoa
más videos [+]
Gipuzkoa
Vocento
SarenetRSS